04 · 16 · 18

El Festival Internacional de Cine de Rotterdam Curaçao (CIFFR) anunció a los ganadores de su 7ª edición

El Festival Internacional de Cine de Rotterdam Curaçao (CIFFR) dio a conocer a los ganadores de su 7ª edición.

El ganador del Yellow Robin Award 2018 fue la película Black Mother de Khalik Allah. En este documental, Allah ofrece a los jamaiquinos la oportunidad de compartir sus sueños y sabiduría, pero también de hablar sobre la dura realidad cotidiana. La directora retrata a los jamaiquinos contemporáneos de una manera particularmente honesta.

El Yellow Robin Award consiste en un premio en efectivo, la participación en un programa de desarrollo de talentos y la proyección de la película en el programa Bright Future del Festival Internacional de Cine de Rotterdam (IFFR) en 2019, así como una función especial en la 16ª edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM).

Por su parte, el ganador del Caribbean Shorts fue el cortometraje Short Drop de Maya Cozier de Trinidad y Tobago. Este cortometraje también tendrá la oportunidad de proyectarse en el 16° FICM.

El Festival Internacional de Cine de Rotterdam Curaçao anunció a los ganadores de su 7ª edición

Short Drop de Maya Cozier, Black Mother de Khalik Allah e Hijos de la sal de Luis y Andrés Rodríguez.

El jurado del Yellow Robin Award —compuesto por Chloë Roddick, programadora del FICM; el artista visual y cineasta de Curazao, Felix de Rooy, y el director del IFFR, Bero Beyer— quedó impresionado con la intensidad de la narración de la selección de este año que trascendió el cliché y lo exótico. Todas fueron, de acuerdo con el jurado, visiones poderosas de la cuenca del Caribe tan diversos como las culturas y las islas de la región misma. Cinco películas realizadas en su mayoría por directores de cine primerizos que nos llevaron de Trinidad a Venezuela, y de la República Dominicana y Puerto Rico a Jamaica.

“Estas películas fueron francas y atrevidas en forma y narración y no rehuyeron los temas relevantes de hoy. Deseamos a todas las películas el mejor de los éxitos y esperamos que los realizadores continúen haciendo estas películas atrevidas y hermosas”. Declaró Felix de Rooy durante la ceremonia de premiación.

Después de una deliberación exhaustiva, el jurado decidió otorgar una mención especial a Hijos de la sal de los hermanos venezolanos Luis y Andrés Rodríguez, la cual calificaron como “una joya cinematográfica que brilla como los cristales de sal en los pintorescos campos de sal de Cumaragues. El espléndido estilo visual poético y la música inquietante y el paisaje sonoro confrontan al espectador con una historia mágico-realista de la relación incestuosa brutal y tierna entre los tres protagonistas principales”.