07 · 26 · 17

¿Cómo funciona Impulso Morelia? Entrevista a Andrea Stavenhagen

Por: Berenice Andrade

En sintonía con la misión del FICM de contribuir de manera constante y activa a la proyección internacional del cine mexicano, Impulso Morelia se prepara para su tercera edición.

Creada en 2015, esta iniciativa presenta un programa exclusivo de largometrajes mexicanos en postproducción con el objeto de ofrecer visibilidad internacional a las propuestas y crear un espacio de intercambio de ideas entre realizadores mexicanos y profesionales.

“Es un espacio que ha abierto el FICM para contribuir a la terminación de películas, darles un primer impulso, valga la redundancia, y una primera visibilidad internacional. Pero, sobre todo, es un foro para el diálogo entre realizadores y programadores de festivales, agentes de ventas, productores externos y expertos que pueden contribuir de manera creativa a la terminación de las películas”, explica en entrevista Andrea Stavenhagen, responsable de Impulso Morelia.

Del 25 al 27 de octubre, en el marco de la decimoquinta edición del FICM, los realizadores de los proyectos seleccionados mostrarán sus obras a puertas cerradas para discutir acerca de las mejores posibilidades para que sus películas sean excepcionales. La convocatoria para formar parte de esta iniciativa sigue abierta y estará vigente hasta el 18 de agosto.

Además de la retroalimentación y asesoría recibidas por personajes destacados de la industria cinematográfica nacional e internacional, los realizadores cuyas obras fueron seleccionadas podrán aspirar a ganar alguno de los incentivos económicos o en especie que aliados de Impulso Morelia otorgan. Películas como Tempestad, de Tatiana Huezo; La libertad del diablo, de Everardo González; Plaza de la Soledad, de Maya Goded; y Extraño pero verdadero, de Michel Lipkes se han beneficiado de este proyecto.

Plaza de la Soledad, de Maya Goded.

Pero más allá de las especificaciones técnicas que la iniciativa implica, Andrea Stavenhagen nos cuenta qué hay detrás de Impulso Morelia.

¿Cuál es la particularidad de Impulso Morelia? ¿Por qué es necesario tener una iniciativa como esta?

La particularidad de Impulso Morelia radica en la posibilidad de un diálogo directo y personal, siempre creativo y siempre constructivo con expertos de la industria. Tiene dos partes: una técnica y práctica en la que sí hay apoyos en efectivo o en servicios para procesos faltantes de las películas; y la otra, que a nosotros nos gusta mucho resaltar: el diálogo. Ese es muy necesario.

¿Cuál es la dinámica de trabajo en estas proyecciones a puertas cerradas frente a expertos?

Las sesiones son conducidas por el especialista y crítico de cine José María Riba, quien también hace la curaduría final. Él es un experto en cine latinoamericano; realmente, una de las voces más autorizadas en el cine de la región. Ha sido curador del Festival de Cannes. Tiene una manera muy generosa de compartir sus impresiones y de hacer que el público al que le estamos presentando las propuestas pueda comentar.

¿Qué necesita una película en producción para poder ser considerada en Impulso Morelia?

Nos interesa que sean voces autorales, que sí haya una intención artística. En el caso de documentales, que sean documentales de creación y no productos televisivos, que haya una búsqueda de expresividad en las propuestas, que sean atractivas y serias en términos artísticos.

¿El que sean obras en proceso no dificulta esta búsqueda tan específica?

El comité de selección tiene un ojo para ver eso, saben que aún no está corregido el color, que el sonido no está terminado, que a veces faltan efectos especiales, pero sabemos detectar hacia dónde va la película, aunque no esté terminada.

Los resultados de la convocatoria de Impulso Morelia serán publicados el 14 de septiembre de 2017.