09 · 14 · 18

Un grito de justicia: entrevista a Alberto Arnaut

Por: Juan Roilan Salgado Z.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) tuvo la oportunidad de entrevistar al activista y director Alberto Arnaut. Platicamos sobre su ópera prima Hasta los dientes (2018) —documental preseleccionado en los Premios Fénix 2018—, su proceso de realización y la necesidad de generar canales de comunicación para que todas las voces sean escuchadas.

Alberto Arnaut

Alberto Arnaut

FICM: ¿De dónde parte tu trabajo documental para realizar hasta los dientes?

Alberto Arnaut: Hasta los dientes (2018) nació por que conocí a Javier Francisco Arredondo Verdugo, uno de los dos chicos que fueron asesinados por el ejército el 19 de marzo de 2010. Él era del pueblo de mi padre: Todos Santos, Baja California Sur. En un primer momento lo único que quería hacer era un homenaje para reivindicar su nombre, ni siquiera pensaba en hacer un documental, simplemente era hacer un video que contara su vida y limpiara su nombre después de que el ejército había dicho que se trataba de un sicario armado hasta los dientes.

Cuando fui adentrándome en la investigación, me di cuenta que había algo mucho más importante que decir, que tenía que ver con lo que sucedido esa noche. Durante mucho tiempo se pensó que Javier y Jorge, los dos estudiantes asesinados, habían muerto por fuego cruzado, pero más tarde se descubrió que realmente no fue así; fueron heridos quizá sí por error, pero en realidad lo que hizo el ejército fue asesinarlos a sangre fría, sembrarles armas, desfigurar sus rostros y quitarles las identidades; justamente para hacerlos pasar por sicarios. Es así como comienzo este proyecto.

FICM: ¿Cómo fue el proceso para filmar Hasta los dientes?

AA: Yo tenía muy claro que lo que quería era que las familias se sintieran cómodas, responder a sus expectativas, contribuir a su búsqueda de verdad y justicia y contribuir también a limpiar los nombres de Javier y Jorge. Sólo tomé aquellos elementos que me eran indispensables para contar lo sucedido y reconstruir los hechos.

En un primer momento grabé unas primeras entrevistas con las familias, yo tenía muy claro que la película tenía que basarse sobre todo en los testimonios de ellas y respondiendo a sus expectativas; esas entrevistas fueron la base para construir la estructura fundamental de la película.

Conforme fuimos descubriendo cómo fueron los hechos del 19 de marzo de 2010, comenzamos a involucrar a muchos otros personajes y, a su vez, más recursos narrativos, pues debíamos incorporar testimonios que no teníamos ni en audio y vídeo, solamente estaban disponibles a través de textos oficiales. Comenzamos con la revisión de textos y la elaboración de animaciones que acompañaran la película.

Esto también implicaba la realización de más entrevistas que le dieran sentido a todos estos materiales, es así como fuimos contactando a diferentes testigos presenciales que habían vivido de cerca los hechos. De esta manera fuimos reconstruyendo lo que sucedió esa noche.

FICM: Lo que podemos ver con el documental es una reconstrucción de hechos muy bien lograda que se mezcla con testimonios y material de archivo que le dota de un sentido mucho más marcado, ¿cómo fue construir un hilo conductor desde estas diferentes perspectivas y orientarlas al desenlace que vemos en pantalla?

AA: Estos materiales que te menciono son de muy diversas fuentes, tienen sentido y se organizan sólo en el marco de los testimonios de las familias, el hecho de que nunca nos hayamos separado de la idea original de responder y de contar la historia desde su perspectiva, nos ayudó a darle uniformidad y a que la película no se saliera de cause a pesar de tener tantos recursos para su construcción.

No recurrí a personas que no estuvieran directamente involucradas en el caso, todos los testigos que aparecen son personas que han estado involucradas directamente de alguna u otra forma, por ejemplo, el periodista que estuvo en el lugar de los hechos, junto al otro reportero que dio la primera versión de que se les habían sembrado armas a los estudiantes y el procurador de Nuevo León en aquel momento, que atrajo la investigación en un primer acercamiento.

Pienso que lo que ayudó a no salirme de cause fue mantenerme firme en esta idea de contar la historia desde las familias. Hice un trabajo muy cuidadoso para que no fuera reiterativa la historia, pues hay sucesos muy específicos que son contados por todas las voces, entonces fue todo un proceso elegir a aquel personaje más contundente y entender la importancia narrativa de cada uno de los personajes y también sus límites.

Hasta los dientes (2018) | Dir. Alberto Arnaut

FICM: Vemos muy pocas declaraciones de autoridades oficiales a lo largo del filme, ¿el hermetismo que encontraste frenó de alguna manera la realización del documental?

AA: Intentamos acercarnos con las autoridades que considerábamos más relevantes para contar esta historia, tuvimos acceso a algunas, como con ciertos directivos del Tecnológico de Monterrey o con el procurador de Justicia de Nuevo León en ese tiempo, pero no tuvimos acceso a otras como con el jefe de la séptima zona militar, Cuauhtémoc Antúnez, o el rector del sistema Campus Monterrey, Rafael Rangel Sostmann.

Con ellos intentamos en varias ocasiones entrar en contacto pero no tuvimos respuesta. La versión oficial la pudimos reconstruir justamente a través de documentos oficiales firmados y sellados por la SEDENA a los cuales pudimos tener acceso, aunado a las declaraciones públicas.

Si bien no pudimos tener acceso a sus entrevistas, sí logramos obtener su versión a través de documentos oficiales y entrevistas a medios de comunicación que se hicieron en su momento. Son recursos que tuvimos que utilizar ante la negativa de darnos una entrevista.

FICM: El miedo es un tema que inevitablemente está presente en el documental, ¿tuviste miedo al estar trabajando en esta historia?

AA: El miedo siempre está presente al hablar de estos temas. Tienes que saber hasta dónde llegar, qué tan lejos ir para tratar de no poner en riesgo tu vida ni la de los demás; sin embargo, decidimos que ese miedo no nos inmovilizaría, pensamos que si dejamos de decir las cosas por miedo, ellos ganan.

Hasta los dientes (2018) | Dir. Alberto Arnaut

FICM: ¿Consideras que la historia de Javier Francisco Arredondo Verdugo y Jorge Antonio Mercado Alonso es una muestra de que toda una generación ha crecido con la violencia en su vida cotidiana?

Me gusta pensar que Hasta los dientes es de alguna manera el manifiesto de una generación que ya no quiere vivir en esta guerra. Algo muy característico de lo que se vivió en el asesinato de Jorge y Javier es que tanto los militares que los mataron, como los sicarios que iban persiguiendo, la comunidad que estaba en el Tecnológico, los estudiantes del campus que después formaron el movimiento “Todos Somos Jorge y Javier” y nosotros como realizadores, todos tenemos más o menos el mismo rango de edad, en ese momento estábamos entre los 20 y 35 años.

Somos una generación que está sumergida en la violencia, de alguna forma este documental trata de ser un grito para decirles que ya no queremos ser su carne de cañón, ya no queremos matar y ser matados, ya no queremos ser desechables; en ese sentido Hasta los dientes es una reivindicación de la vida y del valor de una generación que está siendo desechada.

Hasta los dientes (2018) | Dir. Alberto Arnaut

FICM: ¿Cómo ha sido la recepción del público?

AA: Es bastante favorable. La verdad es que hasta el momento no hemos tenido una sola crítica negativa, en general creo que la gente queda sobre todo muy agradecida de que les contemos esta historia, de haberse enterado cómo funcionan este tipo de sucesos.

Pienso que sí hacía falta una película que lo explicara con detenimiento, a profundidad y con una investigación rigurosa. Ese objetivo lo está logrando muy bien. Hasta los dientes contribuye a muchas discusiones públicas en este momento y con todo el contexto histórico del aniversario del movimiento del 68, el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa y la entrada de un nuevo gobierno que está discutiendo qué nueva estrategia de seguridad pública va a seguir, entonces hay una serie de elementos en la agenda pública que ponen varios de los temas del documental en un lugar muy importante para la discusión.