07 · 20 · 18

Perfiles FICM: entrevista a Ramiro Tamez, becario de GOBELINS

Por: Gabriela Martínez @GabbMartivel

Ramiro Tamez es originario de Monterrey, Nuevo León. Cuando pensaba que dedicarse a la animación era un sueño irrealizable, llegó una oportunidad única que no podía dejar pasar: la beca ANIMEXICO. Hoy Ramiro puede presumir de ser uno de los tres jóvenes talentos mexicanos que recibieron esta beca otorgada por Guillermo del Toro con el apoyo de Cinépolis, para estudiar la Maestría en Artes: Animación de Personajes y Realización de Cine Animado en GOBELINS, l’ecole de l’image, la mejor escuela de animación del mundo.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) tuvo la oportunidad de platicar con Ramiro Tamez, quien nos compartió su pasión por la animación 2D y su admiración por el director de La forma del agua (2017, dir. Guillermo del Toro).

Ramiro Tamez, becario de GOBELINS.

Ramiro Tamez, becario de GOBELINS.

FICM: Háblanos de tu trayectoria profesional.

Ramiro Tamez: Empecé como diseñador gráfico y un día me di cuenta que se podía hacer algo en la animación. Desde entonces he estado trabajando como animador en algunos estudios en México, dese hace unos cinco o seis años. He estado básicamente en proyectos para televisión, comerciales, videojuegos y aplicaciones, cosas pequeñas. También he estado en algunos cortometrajes para festivales de animación en México.

FICM: ¿Anteriormente ya habías hecho cortometrajes?

RT: Sí, hice un cortometraje para Pixelatl, un festival de cortometrajes de animación en Cuernavaca. Participé con dirección de animación en su cineminuto promocional, también. No he tenido oportunidad de participar en otros festivales, pero gracias a la agencia en la que estaba trabajando hasta hace unos días, pude hacer trabajos para Cartoon Network, Nickelodeon, en su mayoría eran cosas de maquila.

Trabajo de Ramiro Tamez

Trabajo de Ramiro Tamez

FICM: ¿Qué te motivó para aplicar para la beca ANIMEXICO?

RT: La escuela es súper sonada en estos caminos de la animación, bastante respetada. Me enteré de la beca cuando Guillermo del Toro lo dijo en el Festival de Cine de Morelia. No estuve ahí, pero me enteré después. Desde ese momento se me quedó la espinita sobre si debía aplicar o no. Pasaron los meses y me mantuve al tanto de la información, siempre checaba si salía algo sobre eso.

Luego Diego Torres, el mexicano que también cursó esa maestría, subió un video explicando el proceso de inscripción y dije “pues creo que yo cumplo con algunos de los requisitos, no pierdo nada con intentar”.

Si hablo de motivación, yo creo que fue el deseo de crecer como artista. Encontré en esto una oportunidad en mi carrera, porque estoy interesado en hacer cine de animación y creo que es una buena plataforma.

FICM: ¿Cómo te inspira Guillermo del Toro?

RT: Es un mexicano que ha logrado hacer lo que muy pocos o lo que nadie. Además, hace el cine que a él le apasiona, un cine que tal vez no es convencional y rompe barreras. Escucharlo hablar en sus talleres, clases magistrales o entrevistas, me encanta. Siempre tiene esta idea de apoyar al talento mexicano. Eso me gusta bastante porque digamos que uno se siente respaldado, te hace creer que “sí se puede”. Es bastante inspirador.

También me encanta su forma tan romántica de ver el cine, no se enfoca tanto en los presupuestos de la producción, sino en el desarrollo de sus personajes, sus historias. Al contrario de las agencias o estudios de televisión, donde casi siempre primero se habla sobre presupuestos y tiempos antes que de las motivaciones de nuestro trabajo.

FICM: ¿Has pensado en alguna historia que te gustaría contar?

RT: Sí, tengo muchas. Ahorita me gustaría enfocarme en perfeccionar mis habilidades en el desarrollo de personajes para poder lograr esa meta que tengo de aportar algo a la animación, desde ese aspecto, digamos, actoral.

Después de eso me gustaría hacer algo con base en mis experiencias. Siempre tengo conmigo una libretita donde apunto cosas como conceptos, personajes, situaciones o cosas que me emocionan y que me pueden inspirar. Con todo esto me gustaría hacer mi primer cortometraje, ese sería un buen comienzo.

FICM: ¿Qué influencias podríamos encontrar en tu estilo de animación?

RT: Brad Bird, el director de El gigante de hierro (1999) y Los Increíbles (2004), me ha inspirado mucho. De cierta forma, esas sutilezas que ha logrado perfeccionar en su estilo de animación, toda esa atención en los detalles, me gustaría poder adaptarlas y aplicarlas en la animación 2D, algo que me apasiona mucho. Así podría replantear que la animación 2D sigue vigente.

Me conmueve mucho que en este estilo de animación no hay nada de por medio, eres tú y la hoja de papel. Digamos que es algo muy orgánico, puedes sentir al personaje; personalmente creo que así puedo dejar una parte de mi en lo que estoy creando.

Klaus Animation Test. from Ram Tamez on Vimeo.

FICM: ¿Qué esperas de esta experiencia?

RT: Desde que descubrí que podía hacer animación, me prometí siempre estar al pendiente de las grandes oportunidades. Cuando salió la beca y me involucré en el proceso, poco a poco me fui convenciendo de que tal vez esta era la oportunidad que estaba esperando. Ahorita estoy convencido de ello.

Creo que este es un escalón hacia lo que viene en mi carrera. Como le comenté a las personas de GOBELINS, me gustaría hacer sentir orgulloso a Guillermo y espero cumplir todas las metas que me planteé desde que inicié en el mundo de la animación.

Conoce más sobre el trabajo de Ramiro Tamez.