10 · 25 · 17

“Y me llevo la butaca puesta”, Guillermo del Toro, en la gala de The Shape of Water

Por: Gabriela Martínez @GabbMartivel

Un chico disfrazado de Hellboy, cientos de personas acordonando la alfombra roja con libros, revistas y catálogos del 15° Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), esperando a ser firmados por el cineasta mexicano Guillermo del Toro. Todos sabían que aunque no hubieran alcanzado boleto para la función de gala de The Shape of Water en Cinépolis Morelia Centro, podrían ver a uno de los mejores cineastas contemporáneos desfilar frente a ellos. Amable, sonriente y bromista, Guillermo desfiló por toda la alfombra intentado complacer a todos aquellos que quisieran un recuerdo de esta noche.

La sala cuatro estaba llena de fans afortunados, invitados especiales, reporteros y camarógrafos; Alfonso Cuarón, Carlos Reygadas, Amat Escalante, Bertha Navarro, entre otras personalidades y amigos del cineasta, ya esperaban ansiosos la entrada del director de El laberinto del faunoDaniela Michel, directora general del festival, entró acompañada de Alejandro Ramírez, presidente del FICM, para recibir a Guillermo, presentándolo como el primer mexicano en develar una placa en el muro de la Casa de los Lumiére, en ganar el León de Oro de Venecia y ser “el más ancho” de todos los que han recibido estos reconocimientos, según palabras del propio del Toro.

Los asistentes llenaron la sala de aplausos, el director tomó la palabra para agradecer a todos los presentes y los invitó a disfrutar de esta película que representa una reinvención vital para él en un momento muy personal. “Es una película enamorada del amor y enamorada del cine”, agregó.

Tanta era la emoción que por poco se olvidan de develar la butaca con el nombre de Guillermo. “¿Se supone que quepo aquí? Eso no lo garantizo, ¿eh?”. Todos rieron, y del Toro titubeó un poco antes de sentarse, pero terminó por hacerlo para posar frente a las cámaras. Alejandro Ramírez le dijo que esa butaca será instalada en la sala y emocionado, Guillermo sólo hizo una petición: “No me la palomeen, por favor. Gracias y me llevo la butaca puesta”.

Daniela Michel concluyó esta breve ceremonia y aseguró que The Shape of water es una película tan extraordinaria que seguro pasará a la historia del cine.

Los medios esperaban que Guillermo regresara a la sala al finalizar la película, sin embargo, el director tenía otros planes: dedicarse a sus fans. Del Toro regresó por la alfombra roja para seguir repartiendo abrazos, fotos y firmas a todos aquellos que esperaron afuera otra oportunidad para verlo. Durante dos horas más se olvidó de la agenda y se robó, como hace once años, el corazón de Morelia.

La función de beneficencia de The Shape of Water se llevará a cabo el jueves 26 de octubre a las 20:30 en Cinépolis Espacio Las Américas. Entradas disponibles.