07 · 9 · 21

Mimi Derba, mujer pionera en la industria cinematográfica mexicana

Por: Gabriela Martínez @Gabmartivel

María Herminia Pérez de León Avendaño, mejor conocida como Mimi Derba, fue una actriz, cantante, escritora, argumentista, guionista, editora, directora y productora de cine mexicana, que tuvo su origen en el teatro de género lírico.

Mimi Derba nació en la Ciudad de México el 9 de julio de 1893. Inspirada por su madre, desde pequeña Mimi se interesó por las artes; le gustaba cantar zarzuelas para su familia. Además, desde muy temprana edad demostró tener intereses distintos a los del resto de las niñas y adolescentes de su edad, esto la llevaría a luchar desde su trinchera por los derechos del pueblo haciendo denuncia por medio de teatro.

Mimi Derba, mujer pionera en la industria cinematográfica mexicana

En 1911, un año después de que Porfirio Díaz renunciara a la presidencia, el maderismo ganó fuerza a lo largo del territorio nacional. Este acontecimiento representó todo un cambio en la sociedad y una oportunidad para que las mujeres tuvieran mayor participación en la vida pública del país.

Inspiradas en aquel momento por mujeres como la también actriz Virginia Fábregas y la anarquista Belén Zárraga, las mujeres mexicanas comenzaron a organizarse en clubes políticos para apoyar a los obreros y luchar por el sufragio femenino. Asimismo, se convirtieron en una pieza clave del activismo social de la época.

Como todo movimiento social, el feminismo incomodó a Victoriano Huerta, quien llegó al poder en 1913 y reprimió al movimiento. Fue precisamente ese mismo año cuando Mimi Derba estrenó en teatro “El país de la metralla”, considerada una obra que denunciaba la dictadura militar de Huerta.

Gran parte de su participación en teatro estaba enfocada en la sátira y la denuncia, por lo que de acuerdo con su sobrina, Gabriela Hermida, Derba fue tan controversial en su momento, que en una ocasión fue escondida en el sótano del Cine Imperial para que los soldados no se la llevaran.

Tras el final del gobierno de Victoriano Huerta, en 1916, Mimi Derba se unió al Sindicato de Actores, por lo que quedó desempleada.

Al año siguiente, ya durante el gobierno de Venustiano Carranza, la censura a la prensa extranjera impedía que los habitantes de la Ciudad de México estuvieran al tanto de lo que sucedía en el resto del mundo. Por el contrario, el cine continuaba llegando a los mexicanos proveniente de Europa.

Fue precisamente el auge del cinematógrafo —que había cobrado relevancia desde 1905— lo que repercutió en el éxito del teatro lírico y de revista, donde Derba había iniciado su carrera y conseguido reconocimiento.

Mimi también disfrutaba del cinematógrafo, era uno de sus entretenimientos favoritos. Por tal razón, la actriz se decide a fundar en 1917 la casa productora Azteca Films, junto con el fotógrafo Enrique Rosas y el general Pablo González Garza quien se rumoraba era su pareja en ese momento.

Cabe destacar que al general González Garza lo involucraron en el famoso caso de “El automóvil gris”, pues él fue sospechoso de ser el jefe de dicho grupo de ladrones que se dedicaban a robar joyas y dinero. Tiempo después se aclaró que él nunca estuvo involucrado en este acontecimiento que inspiró el clásico homónimo del cine silente, realizado en 1919.

Entre las primeras producciones de Azteca se encontraba La Tigresa (1917), primer película dirigida por Derba, que se describe como un poema de dolor en ocho actos. Esta cinta silente fue protagonizada por Sara Uthoff, Etelvina Rodríguez, Fernando Navarro, Salvador Arnaldo, Juan Barba y Pedro de la Torre.

La Tigresa cuenta la historia de Eva, una mujer a la que no le importa romper corazones con tal de lograr sus objetivos. Eva seduce al humilde inocente Bruno para mostrarle el lado doloroso del amor y tiempo después termina por casarse con Ernesto, un joven de su misma clase social. Esto vuelve loco a Bruno, quien termina en un manicomio, donde por azares del destino se reencuentra con Eva, La Tigresa, quien asiste a un acto benéfico y es asesinada por Bruno en venganza.

Gracias a que participó en diferentes roles dentro de las producciones de Azteca Films, Mimi Derba es considerada la primera mujer productora, argumentista y directora de cine en nuestro país.

Posteriormente Mimi Derba destacó como actriz durante la Época de Oro del cine mexicano, principalmente. Se dice que su primera participación en el cine ocurrió en la película muda La linterna de Diógenes (La linterna mágica) (1925), dirigida por Carlos Stahl; sin embargo, su participación oficial fue en Santa (1932, dir. Antonio Moreno), pionera del cine sonoro en México.

Tiempo después llegaron sus oportunidades para participar en clásicos como El baisano Jalil (1942), con Joaquín Pardavé, Sara García y Emilio Tuero, Flor silvestre (1943) de Emilio “Indio” Fernández, con Dolores del Río y Pedro Armendáriz, Una carta de amor (1943), de Miguel Zacarías, con Jorge Negrete y Gloria Marin, La mujer sin alma (1944), de Fernando de Fuentes, con María Félix y Fernando Soler, México de mis recuerdos (1944), de Juan Bustillo Oro, con Luis Aldás y Sofía Álvarez, Nana (1944), última cinta de la diva Lupe Vélez, Cuando lloran los valientes (1947), alternando con Pedro Infante, Blanca Estela Pavón, Virginia Serret y Víctor Manuel Mendoza, entre muchas más. Su filmografía se extiende hasta 1954 cuando participó en la película Casa de muñecas, de Alfredo B. Crevenna.