05 · 25 · 17

El oficio de hacer cine: entrevista a Felipe Cazals

Por: Anne Wakefield

Durante la decimoquinta edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), uno de los cineastas más destacados en la historia del cine en México, Felipe Cazals, fue homenajeado por partida doble: el realizador develó una butaca con su nombre después de presentar una versión restaurada de su obra maestra Los motivos de Luz.

En un ejercicio autorreflexivo, el maestro Cazals habló con la periodista y crítica de cine Anne Wakefield sobre el oficio de hacer cine y sus deudas con la cinematografía nacional.

Felipe Cazals ha sido reconocido con la medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico de la Cineteca Nacional, con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, y con la Medalla Filmoteca UNAM, entre otros galardones. Fue uno de los fundadores del grupo Cine Independiente de México y ha dirigido títulos fundamentales del cine mexicano como Canoa (1975), El apando (1975) y Las Poquianchis (1976), entre otros. Es miembro activo de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas desde 1998.

Felipe Cazals

Felipe Cazals en el 15° Festival Internacional de Cine de Morelia.

A continuación, presentamos la conversación con el director.

Anne Wakefield: Ha tenido un año extraordinario, cierto. ¿O cómo lo ve usted?

Felipe Cazals: Pues un año muy contradictorio: he cumplido 80 años, 50 de ellos dirigiendo películas. Tengo muchas dudas, un montón de reflexiones sobre por qué hice algunas de ellas. Hay películas mías que ya no resisto físicamente y, aunque parezca un lugar común, me descubro como un gran deudor de personas que de alguna manera hicieron lo posible por que yo hiciera mis películas.

AW: ¿Y lo saben, se los ha dicho?

FC: Algunas de esas personas no lo saben y allí es donde viene el asunto de sentirse deudor, porque la absoluta verdad es que un director de cine solo no hace ninguna película. Puede que alguien en la actualidad agarre su teléfono y filme, no lo sé, pero mi tiempo está plagado de gente que de alguna manera dijo “sí”. Luego no volví a ver a esa persona o no tuve la atención de reconocerle a su mérito. Pensando en mis películas, lo importante ahora, me parece, es la forma en la que fueron filmadas, no cómo se escribieron. ¿Qué dije cada día, de qué modo, con qué intenciones, con qué veracidad de lo que yo quería obtener, qué tanto había distraído mi tiempo en otras cosas? En síntesis pude haberlo hecho mejor.

AW: Vaya, esto sí que es una revelación, porque lo más fácil sería dormirse en sus laureles y no ver hacia atrás, pero sigue usted creciendo como ser humano.

FC: Fui omiso, fui descuidado, me permití a mí mismo cosas que no le permito a nadie o que los critico al hacerlo. Porque el oficio es desalmado y porque no había de otra, porque llegar todos los días a filmar es exactamente lo mismo que llegar en medio de un incendio y decir “¿qué es lo que salvo de esto?, ¿a quién no le perdono nada, a quién protejo?”. Hay un grado de egoísmo.

Los motivos de Luz (1985), de Felipe Cazals.

Los motivos de Luz (1985), de Felipe Cazals.

AW: ¿Pero no cree que hay una cierta redención en lo que le ha dado a la gente?

FC: No puedo decir nada de eso porque tengo una limitante terrible: veo una sola secuencia y siempre digo “esa luz está mal puesta”, “¿por qué no le puse un fondo negro?”, y un largo etcétera.

AW: ¿Le deja algo saber el lugar que tiene en el público mexicano?

FC: No, pero no por ingratitud, sino porque descreo que sea para tanto. Simplemente no fui al fondo de donde tenía que ir. Había más, había que decir “no”, había que volver a hacer la toma. No lo diría si no tuviera 80 años, pero ahora que paseo con mi perra en la mañana por la playa pienso que se puede ser menos intolerante, que se pueden tener menos prejuicios, y yo los tuve.


Anne Wakefield comenzó su carrera como comentarista de cine en México. Hizo reseñas para los noticieros de ECO de Televisa y condujo Entre Butacas, un programa de cine diario para Cablevisión.  Fue crítica de cine de diversos noticieros matutinos, donde realizó entrevistas a artistas como Catherine Deneuve, Anthony Hopkins, Julie Andrews y Alain Delon. Su tesis de maestría de la Universidad de Georgetown, “Identidad y cine chicano”, fue publicada por la Universidad de París. Sin embargo, Anne considera que su verdadera instrucción comenzó en casa con su madre, una ferviente cinéfila que la llevaba a ella y a sus dos hermanos al cine —religiosamente— todos los sábados.