09 · 7 · 16

Ingmar Bergman & Liv Ullmann

Sorry, this entry is only available in spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El cine de Ingmar Bergman no podría ser igual sin Bibi Andersson y Liv Ullmann, quienes protagonizaron sus películas más emblemáticas.

Bergman y Ullmann comenzaron a colaborar en Persona (1966). Ella era una joven, hermosa y talentosa mujer y él era un reconocido cineasta. Inevitablemente se enamoraron. Aunque nunca se casaron, vivieron juntos cinco años y tuvieron una hija: Linn Ullmann. La vida en el Faro fue complicada, sus temperamentos pocas veces coincidían y las diferencias se hicieron más evidentes. La separación fue tan necesaria como su unión. Pero, la admiración y el cariño mutuo permitió que su relación como amigos continuara y siguieran haciendo películas juntos.

Ullmann no dejó de ser la musa de Bergman y juntos hicieron diez películas: Persona (1966), La hora del lobo (1968), La vergüenza (1968), Pasión (1969), Gritos y susurros (1972), Secretos de un matrimonio (1973), Cara a cara, al desnudo (1976), El huevo de la serpiente (1977), Sonata de Otoño (1978) y Saraband (2003).

A continuación, puedes ver tres de las películas que hicieron juntos.

Persona (1966)
Elisabet Vogler (Liv Ullmann), una reconocida actriz de teatro, queda muda en una de las funciones de Electra. Para recuperarse pasa los días en una cabaña junto al mar acompañada de una joven enfermera, Alma (Bibi Andersson). Sin decir una palabra, sólo con la mirada y gestos, Ullman logra transmitir una amplia gama de emociones. Durante el rodaje de esta película Bergman y Ullmann se enamoraron.

La hora del lobo (1968)
Considerada como la película más perturbadora y densa de la filmografía de Bergman. Originalmente estaba planteada con el guión titulado “Los devorados de hombres”, una película que sería previa a Persona (1966), sin embargo, se realizó dos años después. Es la historia de Johan Borg (Max von Sydow) y Alma (Liv Ullmann), un matrimonio que se mudan a una isla para encontrar la ausente tranquilidad de su relación. Para muchos críticos, La hora del lobo influenció a directores como David Lych, Herk Harvey, David Cronenberg, Lars von Trier e incluso a su contemporáneo el mismo Tarkovsky.

La vergüenza (1968)
Escrita durante la primavera de 1967, poco antes de la invasión soviética de Checoslovaquia y del repunte en la guerra de Vietnam, La vergüenza es la historia de una pareja que se aleja de la guerra civil que asola a su país. Jan (Max von Sydow) y Eva Rosenberg (Liv Ullmann) se instalan en una solitaria isla para vivir de y para su arte: la música, pero es imposible huir de la guerra.
En 1968 fue nominada al Globo de Oro como Mejor Película de Habla no Inglesa, y por el Círculo de críticos de Nueva York como Mejor Película Extranjera. Quizá su única película que aborda una tema político de forma directa, años después Bergman señalaría: “En el origen de La vergüenza es una sensación de horror personal. ¿Cómo me habría comportado durante la segunda guerra mundial si Suecia hubiese sido ocupada por los nazis? ¿Qué valor físico habría podido oponer a la violencia física o psíquica? Cuando pienso en esto siempre llego a la conclusión de que soy un cobarde tanto física como psíquicamente, salvo quizá cuando me enfado. Este problema fue puesto en marcha por un reportaje que vi en televisión sobre el sufrimiento de los civiles en la guerra de Vietman.”