08 · 6 · 18

El cine underground de Andy Warhol

Por: Gabriela Martínez @GabbMartivel

El cineasta lituano Jonas Mekas, principal impulsor del New American Cinema —cine avant-garde y underground estadounidense durante los años sesenta—, ayudó a Andy Warhol a filmar en 1964 el que sería uno de sus trabajos más representativos: Empire, una toma de ocho horas de duración donde se observa el Empire State de noche. Su obsesión por filmarlo todo sin perder detalle, convirtió el trabajo documental de Andy Warhol en un ejemplo del cinema verité.

El cinde underground de Andy Warhol

Andy Warhol

Durante la década de los sesenta, Andy Warhol adoptó el Pop Art para responder a la seriedad y la no figuración del arte expresionista abstracto surgido después de la Segunda Guerra Mundial. Para Warhol el arte expresionista abstracto ya no reflejaba la realidad que él conocía, no representaba la masificación y el sistema capitalista bajo el que comenzaba a regirse la sociedad estadounidense. Warhol se consideraba hijo de la sociedad capitalista y del mass media, [1] de ahí que su arte se basara en retomar objetos de la vida cotidiana para intervenirlos o replicar varias veces una misma imagen u objeto en una misma obra, para representar la masificación.

Entre 1963 y 1977 Andy Warhol exploró su faceta como cineasta y llegó a filmar más de 140 películas entre trabajos experimentales, documentales y ensayos fílmicos considerados cinema verité. Sus primeros trabajos son secuencias sin cortes de personas haciendo actividades cotidianas. Warhol dejaba que los protagonistas improvisaran, todo se filmaba tal cual sucedía y en tiempo real. En su mediometraje Blow Job (1964), por ejemplo, se muestra el rostro del actor de teatro DeVeren Bookwalter mientras recibe una felación. Otros trabajos similares son los largometrajes Sleep (1963) —distintas tomas largas de John Giorno durmiendo durante cinco horas— y Kiss (1963) —cinco horas de distintas parejas besándose—.

Blow Job (1964, dir. Andy Warhol)

Blow Job (1964, dir. Andy Warhol)

Empire (1964), es el trabajo más claro de la aportación de Warhol al cinema verité, pues es un documental filmado en una sola toma con cámara fija y con duración de ocho horas sin cortes, donde se observa cómo se encienden y se apagan las luces del Empire State.

El cine de Warhol también se consideraba experimental, independiente y representativo de la cultura undreground —movimiento contracultural de los sesenta que cobijaba todas las expresiones artísticas que se pronunciaran en contra del sistema o se consideraban paralelas a la cultura mainstream—, por abordar temas como el cuerpo, la homosexualidad y las drogas.

La inquietud de Warhol por hacer cine viene de su fanatismo por el cine hollywoodense. Cuando decidió tomar una cámara y filmar, su intención no era imitarlo. Retomó algunos elementos del cine de los treinta y cuarenta, como los ángulos dramáticos y los contrastes de iluminación, para combinarlos con elementos del cine DaDa que realizó Marcel Duchamp durante los años veinte, otra gran fuente de inspiración para el artista.

Andy Warhol, junto con Jonas Mekas, Adolfas Mekas, Maya Deren y John Cassavetes, entre otros, establecieron las bases del New American Cinema, una corriente cinematográfica que dio un nuevo aire al cine estadounidense.

[1] Vicente J. Benet y Eloisa Nots. (1999),Cuerpos en serie, “Andy Warhol: una procaz invitación al cine experimental”, Valencia, España: Universitat Jaume, pp. 207-224