10 · 20 · 13

Conferencia de prensa en competencia A los ojos

La Sección de Largometraje Mexicano del 11º FICM sigue su curso y esta mañana en función de prensa se exhibió el filme A los ojos de Michel y Victoria Franco. En la exhibición estuvieron presentes el productor Moisés Zonana –Lucía Films-, los realizadores Michel y Victoria Franco, los actores Mónica del Carmen y Omar Moreno, el médico actor Jacobo Najman, así como Sofía Almazán, directora nacional de Fundación Casa Alianza, institución dedicada a atender a la niñez desamparada. Al finalizar la proyección, elenco, producción y directores –acompañados por Almazán- realizaron algunos comentarios libres y otros motivados por las preguntas de los reporteros.

Sofia Almazán y Michel Franco

Michel Franco: “Filmamos sin guión, con una escaleta de tres páginas. Ésta es la primera proyección de la película, misma que está basada en un corto mío de hace diez años… creo que vale la pena hacer películas que nos ayuden a entender qué somos. Es por mucho la película en dónde más he aprendido. La terminamos hace cinco días, para estrenarla en el FICM y aquí en México.”

Victoria Franco: “Tuve que salir a calle y hacer investigación de campo con la gente que vive ahí. Yo me encargué de la parte documental y Michel de la ficción. Mónica del Carmen siempre estuvo consciente de su papel y de lo que tenía que forzar como educadora de calle. Benjamín Espinoza (uno de los protagonistas del filme) está actualmente en rehabilitación, primero rodamos con él en la calle…, luego hicimos un trabajo de terapia y rehabilitación. Durante el filme, Benjamín realmente estaba en periodo de abstinencia.”

Mónica del Carmen: “Este trabajo requirió conocer previamente el trabajo de Casa Alianza. El trabajo me resultó un gran reto. Me hice educadora de calle de Casa Alianza. Esto implicó obtener un temple psicológico adecuado.”

Monica del Carmen, Omar Moreno y Victoria Franco

Cuestionado sobre la mayor dificultad que encontró durante la filmación de su primer película, el niño Omar Moreno respondió: “hubo una escena en la yo no quería ir a la escuela y tenía que llorar. Yo soy alegre y en la película soy un niño triste”.

Sofía Almazán: “Victoria y Michel se acercaron a Casa Alianza para conocer el tema del abandono social, el de los niños y niñas en situación de abandono social. Al principio me asusté mucho por el guión, por el rol que juega la educadora de calle, pero era importarte para nosotros combatir la invisibilidad del problema. Casa Alianza es una plataforma de servicios y llevamos 25 años trabajando. Casa Alianza ha atendido a 45 mil niños y ha logrado rescatar al 30% de esa población La invisibilidad de los niños es una responsabilidad de todos. Los derechos de estos niños están siendo vulnerados… la calle atrapa porque es la cárcel de más alta seguridad que existe, no tiene barrotes y no se puede escapar de ella.”

Al ser cuestionada si durante su labor se ha enterado de algunos casos donde niños de la calle hayan sido víctimas del tráfico de órganos, la directora nacional de Fundación Casa Alianza contestó: “Yo tengo diez años en Casa Alianza y en eso tiempo no hemos tenido conocimiento de un caso, pero los niños en situación de calle hablan de eso, no es un mito”.

Finalmente, entrevistado tras bambalinas por el FICM, el actor y médico Jacobo Najman comentó lo que le significó interpretar a un oftalmólogo como el que aparece en A los ojos: “Fue algo sumamente difícil porque lo primero que haces en el juramento hipocrático es, primero, no dañar a nadie. Es lo primero que se debe de hacer y aquí tenía yo que pensar en hacer algo totalmente opuesto. Quiero aclarar que no tengo conocimiento de ningún caso en México de que a un humano vivo se le haya hecho esto. Hay un gran problema de salud pública y un gran rezago… la temática y los aspectos técnicos médicos tocados en el filme, todo eso fue real, nos asesoramos… siempre que hemos visto a actores interpretando a médicos, desde el punto de vista de nosotros, no es una labor muy convincente, es difícil que un actor interprete bien a un médico como para mí también es muy difícil ser actor. Yo sólo soy un apasionado del cine, respeto mucho el trabajo de ellos y quiero crear conciencia –como los otros médicos que participaron en el proyecto- sobre el problema que nos ocupa”.