05 · 7 · 21

Arturo de Córdova, un referente del cine mexicano

El 7 de mayo de 1908 en Mérida, Yucatán, nació Arturo García Rodríguez, que más adelante sería conocido y recordado con el nombre de Arturo de Córdova.

Durante muchos años trabajó en la radio, primero como locutor y después prestando su voz para radionovelas. Con una tonalidad grave y con algo de acento argentino, fue su voz la característica que le dio fama; un sello personal y único que los distinguió entre muchos actores.

Arturo de Córdova

Arturo de Córdova

En la XEW conoció al cineasta ruso Arcady Boytler, quien rápidamente quedó impresionado con su porte y presencia. Fue bajo la dirección de Boytler con quien realizó su debut actoral con la cinta Celos (1935) y donde compartió créditos con Fernando Soler, Vilma Vidal y Emilio Fernández.

Arturo de Córdova se convirtió en uno de los galanes más importantes del cine mexicano, gracias a su participación en la película La zandunga (1937) donde trabajó al lado de Lupe Vélez, con quien tendría una relación amorosa extramarital.

El actor incursionó en el cine nacional e internacional y actuó en Hollywood,  donde firmó un contrato con Paramount Pictures para participar en películas como Por quién doblan las campanas (1943), bajo la dirección de Sam Wood; Rehenes (1934), del director Frank Tuttle; La rubia incendiaria (1945), de George Marshall, y El pirata y la dama (1944), de Mitchell Leisen. Trabajó también en España, Argentina y en Venezuela.

Una vez de vuelta en México, entabló una gran amistad con Ramon Gay, a quien motivó a entrar al mundo del cine. Ambos trabajaron juntos en películas como Paraíso robado (1951, dir. Julio Bracho) y En la palma de tu mano (1951, dir. Roberto Gavaldón). Arturo de Córdova compartió escena con muchas de las grandes actrices del cine mexicano de la época: en La diosa arrodilla (1947, dir. Roberto Gavaldón) trabajó con María Félix y Rosario Granados, en Algo flota sobre el agua (1947, dir. Alfredo B. Crevenna) lo hace con la celebre Elsa Aguirre. En Cuando levanta la niebla (1952, dir. Emilio Fernández) tiene como compañera a María Elena Marqués, en La selva de fuego (1945, dir. Fernando de Fuentes)comparte pantalla con Dolores del Río. Además, con la actriz Marga López filmó alrededor de catorce películas.

En la palma de tu mano (1951, dir. Roberto Gavaldón)

En la palma de tu mano (1951, dir. Roberto Gavaldón)

A lo largo de su trayectoria recibió el premio Ariel en tres ocasiones: En 1952 ganó el premio a Mejor Actor por su trabajo en En la palma de tu mano (1951), en 1953 se llevó el premio por la película Las tres perfectas casadas (1953, dir. Roberto Gavaldón) y en 1958 lo hizo por su papel en Feliz año, amor mío (1957, dir. Tulio Demicheli). Otro de sus trabajos celebres fue su interpretación en El esqueleto de la señora Morales (1959, dir. Rogelio A. González).

El 3 de noviembre de 1973, a los 65 años de edad, Arturo de Córdova falleció a causa de un accidente cardiovascular.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), fue el primer festival mexicano en hacerle un homenaje a este extraordinario actor. En 2013, durante la 11ª edición del festival, se realizó una exposición fotográfica en el Paseo Hidalgo de la ciudad de Morelia, la cual fue inaugurada por la fundadora y directora general del FICM, Daniela Michel.

La exposición fue realizada en colaboración con Fundación Televisa en homenaje a quien, en opinión de Daniela Michel es uno de los actores más importantes en la historia del cine mexicano: “Fue uno de los actores que más contribuyeron al cine, con una prolífica carrera que inició en 1935 en Celos de Arcady Boytler. Su carrera no solo se desarrolló en México, también cruzó fronteras, trabajó en países como Argentina o España”.

Alex García, nieto de Arturo de Córdova

Al año siguiente, en 2014, el UCLA Film & Television Archive, el Consulado General de México en Los Angeles, el Hugh M. Hefner Classic American Film Program y el UCLA Center for Mexican Studies presentaron un ciclo en homenaje al actor mexicano en Los Ángeles, California. El ciclo de Arturo de Córdova se exhibió originalmente en el 11º FICM.