09 · 4 · 17

XV aniversario, 15 preguntas a Elisa Miller

En 2006, Elisa Miller, de entonces 24 años, llegó por vez primera al Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) para competir con su primer cortometraje Ver llover. Emocionada, con cierto halo de ingenuidad, repartía, a quien se dejara, postales y DVD’s impresos con serigrafía de su película.

Después de esa primera vez en la que Ver llover se llevó el premio a Mejor Cortometraje de Ficción, Elisa Miller regresó al FICM para presentar sus siguientes trabajos. Como otros realizadores, Elisa creció con el festival: en 2010, Vete más lejos, Alicia, su ópera prima, fue parte de la Selección Oficial; y en 2015, su largometraje El placer es mío ganó el Premio a Primer o Segundo Largometraje Mexicano.

Elisa Miller.

Hoy, para conmemorar el XV aniversario del FICM, Elisa Miller contesta estas 15 preguntas.

1. ¿Cuándo fue la primera vez que acudiste al FICM?

Fue en su cuarta edición con mi primer corto Ver llover (2006).

2. ¿A cuántas ediciones del FICM has asistido?

A cuatro.

3. ¿Cuál es tu imagen del FICM favorita?

Estaba sentada en la terraza del hotel tomándome un café. Llegó Danny Trejo, en una camioneta del festival. Se bajó de la camioneta como una gran estrella y, de entre toda la gente, me volteó a ver a mí y me saludó como si nos conociéramos. Fue un momento muy lindo.

4. ¿Qué tipo de películas te gusta ver en el FICM?

Me gusta ver las películas que son difíciles de encontrar en otros foros: películas independientes, cortos, películas que se estrenaron en otros festivales como el Festival de Cannes o la Berlinale.

5. Menciona una película que hayas visto en el FICM que te haya marcado como espectador.

Me acuerdo de haber visto El orfanato (2007, dir. Juan Antonio Bayona). Me dio mucho miedo. Alguna vez pasaron todas las películas de Éric Rohmer, y eso lo sentí como si lo hubieran programado para mí.

6. ¿Cuál es tu lugar preferido del cine?, es decir, ¿qué tan cerca de la pantalla te gusta estar?

Me gusta en medio, en medio.

7. ¿Qué te invita a ver una película? (el director, el póster, el tema, la sinopsis, una recomendación, un premio, etc.)

A veces el cartel, a veces que alguien me las recomienda o porque les tengo ganas. Siempre estoy tratando de leer acerca de qué películas se estrenan.

8. ¿Cuál es tu lugar favorito de Morelia?

El Jardín de Las Rosas.

9. ¿Por qué te gusta asistir al FICM?

Antes, por las fiestas, por las películas y también por encontrarse. Siento que hay una comunidad que se genera a partir de los festivales. Me gusta ver a la gente que conozco. Confieso que ahora no me encanta ir a un festival a menos de que tenga que ir, porque tengo una película o algo que presentar. Ya es un poco cansado.

10. ¿Qué personalidades has conocido en el FICM?

Nicolas Philibert, Isabelle Huppert, Quentin Tarantino. A Tarantino me lo presentaron afuera del cine. Yo traía una camiseta de Rainbow Brite y eso le encantó.

11. Menciona una película clásica mexicana que te guste mucho.

La fórmula secreta (1964, dir. Rubén Gámez).

12. Menciona una película contemporánea mexicana que te guste mucho.

Tenemos la carne (2016, dir. Emiliano Rocha Minter).

13. ¿Qué has presentado en el FICM?

Ver llover (2006), Roma (2008), Vete más lejos, Alicia (2010), El placer es mío (2015) y una que produje, que se llama El regreso del muerto (2014), de Gustavo Gamou.

14. Comparte un recuerdo especial del FICM.

Cuando fui la primera vez con mi primer corto, la emoción que me producía estar en el festival era enorme. Que, además, el corto ganara fue una gran sorpresa, porque, como dije en aquella época, nunca antes había ganado ni en un rifa. Yo había dicho que no iba a salir de fiesta en la clausura, que no iba a tomarme ni una cerveza, pero antes de salir del cuarto del hotel le dije a mi novio de entonces “a menos de que gane”. Llegamos tarde a la premiación, me estaban esperando los voluntarios superintensos y me sentaron sospechosamente hasta adelante. En esa época eras casi la gran celebridad si tu corto estaba en el festival porque era el festival de cortos. Cuando dijeron que mi corto era el ganador, subí a recibir el premio con muchísima pena. Creo que sólo dije gracias y lloré. El Ojo, el premio, pesa un montón, entonces yo lo traía paseando en la fiesta de clausura, toda conmovida, y como obviamente me estaba tomando varios tragos porque había ganado, le tiraba el premio en los pies a todo mundo. Los voluntarios terminaron guardándomelo hasta el otro día.

15. ¿Qué le deseas al FICM en su 15 aniversario?

Le deseo una larga vida sin que se olvide del origen, de la primera misión que tuvo: darle un espacio a las nuevas voces.