04 · 28 · 15

Un acercamiento al cine mexicano experimental

Por: Ma. Cristina Alemán, editora en jefe (@mcristina)

El cine experimental usualmente llega a una audiencia mucho menor que el cine comercial o incluso que el cine de arte, y el cine experimental mexicano no es ninguna excepción. Con esta necesidad de difusión y exhibición en mente, Angélica Portilla Cuevas fundó Mex-Parismental, un festival de cine latinoamericano que se lleva a cabo en París desde hace diez años.

{{La invención de Morel}} (2006), de Andrés García Franco.

En una entrevista con el FICM, Portilla Cuevas compartió los orígenes de su proyecto y habló del talento de los realizadores mexicanos cuyo trabajo ha seguido durante más de una década. A continuación, puedes leer la conversación con Portilla Cuevas y ver algunos videos recomendados por ella para acercarnos al cine experimental de nuestro país.

¿Cómo surgió Mex-Parismental y cuáles son sus objetivos?
“Nació en 2001 como proyecto de maestría. Tenía que crear un evento cultural y había empezado a cursar una clase de cine experimental que me encantaba, y me hice la pregunta ¿en México existe esto? Hice el trabajo de investigación en México, buscando en las escuelas de cine, y finalmente en el Centro de la Imagen encontré a Jesse Lerner [jurado de la Sección de Documental Mexicano del 1er FICM], quien escribió un libro que yo estaba buscando [Cine Mexperimental: 60 años de medios de vanguardia en México, coescrito por Rita González]. Me presentó a sus alumnos, y también conocí a otros grupos como el de Naomi Uman [jurado de la Sección de Documental Mexicano del 10º FICM], quien imparte talleres de ‘Handmade Cinema’ (‘Cine hecho a la mano’). Cuando comencé me decían ‘esto no tiene futuro’ pero a lo largo de los años se han creado colectivos y se ha ido expandiendo, por ejemplo, en Francia hay tres distribuidoras de cine experimental y en la que yo trabajo yo tiene más de 40 años [Collective Jeune Cinemá] y ellos tienen un festival que va por la edición número 17 [Festival des Cinémas Différents de Paris]. He seguido a toda esta gente desde hace 13 años, siempre les pido que me envíen sus últimas obras y ahora en México comienzan a ser reconocidos.

Mex-Parismental es un proyecto muy importante. Mi idea original era hacer las cosas en París y luego en México, o al mismo tiempo, pero no ha sucedido así. Tal vez uno de los proyectos próximos es hacer todas las ediciones en México el año que entra, o en dos años, para mostrar el cine mexicano que en México no se conoce.”

VIDEO – Trailer del 10º Festival des Cinémas Différents de Paris, de Trinchera Ensamble:

¿Cómo defines cine experimental?
“No hay definición. Por ejemplo, el festival que hace el Collective Jeune Cinemá no lo llama cine experimental, sino ‘cine diferente’ porque puede abarcar muchísimas cosas. Es decir, aunque trabajemos en un mismo lugar y nos guste el cine experimental, hoy en día podemos tener una definición totalmente diferente. Hay elementos como la experimentación con el medio visual y sonoro, pero yo creo que es totalmente subjetivo. Para explicarlo es mejor que la gente lo vea y luego se haga preguntas.”

* Más adelante, Portilla Cuevas añadió: “Cuando yo digo cine experimental, abarco todo: el video, la instalación, el cine expandido… todo eso. Es verdaderamente la experimentación con todos los medios.”

Los autores de las obras que presentas ¿se identifican como cineastas o como artistas visuales? ¿hay una diferencia?
“No hay una diferencia. Creo que la base es lo que ellos fueron al principio. Es decir, tu puedes ser artista y después hacer cine experimental, o tu puedes ser cineasta y haber estudiado en el CUEC cine clásico, y después descubrir y hacer cine experimental. Yo creo que eso no influye.”

VIDEO – Juquilita (2004), de Elena Pardo:

¿Qué distingue al cine experimental mexicano y latinoamericano de lo que se produce en otras regiones del mundo?
“Creo que no existe esa diferencia, aunque los artistas se inspiran de lo que ya se ha hecho. En un principio, en México, por ejemplo, a lo mejor se inspiraban más en Estados Unidos y en Canadá, y en Argentina en el cine europeo. Pero ahora en México está de moda el found footage, la reapropiación, es una novedad. Pero esa es la particularidad del cine experimental, que pudo haber sido una novedad en los años 60 y 70, como lo puede ser ahora en México. Pero en realidad no hay mucha diferencia, puede ser que se toquen los temas típicos de América Latina, pero posiblemente eso sólo un latinoamericano lo puede ver. Hasta el momento no hay una ‘escuela’ de cine latinoamericano.”

¿Cómo se recibe el cine experimental latinoamericano en Francia?
“El público siempre viene buscando esa diferencia que mencionas, y al final me dicen ‘ah, no es tan diferente’… Aún así les encanta y quieren más, pero no hay tanta producción.”

VIDEO: La virgen Lupita (2000), de Ivonne Fuentes.

¿Cuál ha sido el efecto del Internet en el cine experimental?
“Internet cambió la vida de todo el mundo, sobre todo para este tipo de cineastas. Por ejemplo, para ellos, todo lo que podrías haber aprendido teóricamente era imposible de verlo a menos que fueras a Europa y compraras unos DVD’s súper caros. En Internet mucha gente empezó a subir videos de todos los años, y eso para el aprendizaje fue súper importante. Ahora tienen más referencias visuales, no sólo teóricas. Y para la disribución también cambió todo. Por ejemplo, Mex-Parismental tiene el proyecto de ser como el Collective Jeune Cinemá pero de América Latina, y estamos trabajando en hacer un sitio en Internet con un catálogo de todo lo que hemos hecho para poder distribuirlo a los festivales directamente.”

VIDEO: Sinfonía Insania (2004), de Manuel Trujillo.

Finalmente, Portilla Cuevas recomendó a algunos cineastas mexicanos para los interesados en el cine experimental: Elena Pardo (quien ha presentado dos trabajos en el FICM), Amaranta Sánchez, Rafael Balboa, Manuel Trujillo, Ivonne Fuentes, Bruno Varela (quien ha presentado once trabajos en el FICM), Maria José Cuevas, Andrés García Franco (quien ha presentado dos trabajos en el FICM), Julián Bonequi, Francisco Westendarp y Pedro Jiménez Gurría; además de algunos más conocidos como Ricardo Nicolayevsky y Ximena Cuevas. Portilla Cuevas también mencionó a Trinchera Ensamble, un colectivo de improvisación audiovisual que ya cumplió diez años y que ha hecho instalaciones en espacios como el Centro de Cultura Digital en la Ciudad de México y en París en el Festival des Cinémas Différents.

VIDEO: Trinchera Ensamble en París, 2006.

El trabajo de Portilla Cuevas es una ventana para conocer un aspecto del cine mexicano al que no estamos expuestos con frecuencia. No pierdas la oportunidad de ver los videos publicados en este artículo y de buscar más información sobre cada uno de los artistas mencionados. También te recomendamos visitar el sitio oficial de Mex-Parismental: mex-parismental.blogspot.mx