09 · 11 · 18

Trabajar con lo inesperado: Entrevista a Marina de Tavira

Por: Juan Roilan Salgado Z.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) tuvo la oportunidad de entrevistar a Marina de Tavira, actriz mexicana con una larga trayectoria en teatro, cine y televisión. Platicamos sobre su reciente papel en Roma (2018), la nueva película de Alfonso Cuarón, ganadora del León de Oro en la 75ª edición del Festival de Cine de Venecia, sobre su participación prestando su voz a Carmen en Ana y Bruno (2018), la nueva cinta animada del premiado director Carlos Carrera y sobre el momento que vive el cine mexicano en el panorama internacional.

ROMA (dir. Alfonso Cuarón)

¿Cuál fue tu experiencia al ver Roma en la reciente edición del Festival de Cine de Venecia y recibir la aclamación de la prensa especializada y el público presente?

Marina de Tavira: El Festival de Venecia tiene muchísima historia y tradición, se percibe como si estuvieras en un lugar y en un momento muy importante de la historia del cine, esa es la sensación que te da. Está perfectamente bien organizado con muchísima seriedad y respeto, es muy bonito.

La sala era bellísima, estaba llena y ni Yalizta Aparicio (Cleo), ni Nancy García (Adela), ni yo habíamos visto la película nunca. Alfonso le parecía que era bonito que la viéramos ahí por primera vez; tuvimos oportunidad de verla aquí en México, pero preferimos esperarnos y creo que fue una excelente decisión, porque qué mejor lugar.

Ver la película fue maravilloso, es un filme muy hermoso. La verdad es que nosotros cuando estuvimos filmando nunca tuvimos acceso al video assist o si quiera a saber desde qué ángulo se estaba filmando la película, nosotros simple y sencillamente éramos parte del mundo que estaba rodando, pero no veíamos nada, entonces verla en Venecia fue impresionante.

Cuenta con una fotografía magistral, el trabajo de arte de Eugenio Caballero es impresionante, de verdad sientes que está otra vez ahí el México de 1971, casi lo puedes tocar. Fue muy emocionante ver la reacción de la gente cuando es un largometraje que habla tanto de México, por que es una película mexicana, todo el crew es gente de México. Alfonso fue muy cuidadoso y le importaba mucho que fuera una película hecha por mexicanos y ver esa reacción en Venecia, que la gente se conmueva tanto con un tema que es tan nuestro es muy emocionante.

Marina de Tavira

Marina de Tavira

¿Cómo fue que te incorporaste al proyecto?

MT: El casting lo hizo Luis Rosales, director de Casting de Roma, y fue un proceso muy largo. En la primera audición que hice, yo ni siquiera sabía quién era el director, fue una audición en la que además se trataba de ver quién era yo, más que actuar una escena o mis capacidades actorales, sino mucho más que has vivido, tus experiencias personales.

Después hubo más audiciones en las que sí trabajamos con escenas, hasta el final del proceso fue que conocí a Alfonso. Después de un tiempo, que fue largo, pues debió de haber pasado entre la primera audición y la última alrededor de cuatro meses, si no es que más, Alfonso nos juntó a Yalitza y a mí y nos preguntó si podíamos estar en su película, ¡Imagínate que alegría!

¿Cómo fue grabar con Alfonso Cuarón en el largo proceso de realización que tuvieron?

MT: La película se centra en la vida de Cleo, el personaje que hace Yalitza Aparicio, que es una mujer maravillosa que vive en Tlaxiaco, Oaxaca. Es maestra normalista y sin embargo está como las más grandes actrices en el filme.

El proceso fue muy interesante porque no teníamos guion, nunca lo tuvimos, de hecho nadie del crew lo tenía, sólo Alfonso. La forma en la que él nos iba explicando las escenas era día a día, nosotros llegábamos al set y nos explicaba que escena haríamos. A cada quien por separado le explicaba lo que su personaje estaba viviendo en ese momento, las líneas que en ese momento iba a decir y después lo ponía todo junto, entonces teníamos que trabajar también con lo inesperado, porque no nos decía todo, lo que iba a pasar ni lo que nos iban a decir.

Yo sabía cuáles eran mis líneas y la forma en la que él nos las iba entregando hacía que al final resultara muy natural, como si nos tuviéramos que saltar el proceso de la memoria, que de alguna manera es un proceso artificial.

Fue muy interesante, realmente fue como buscar la vida misma, que los personajes se sorprendieran con la vida y con lo que les iba sucediendo, como nosotros mismos nos sorprendemos con nuestra propia vida, que nos toma por sorpresa.

<em>Ana y Bruno</em> (dir. Carlos Carrera)

Ana y Bruno (dir. Carlos Carrera)

También te escuchamos en otra gran película mexicana, Ana y Bruno, ¿cómo fue que llegaste a este otro proyecto para darle vida a Carmen, la mamá de Ana?

MT: Es también increíble, pues pasó hace tanto tiempo. Me daba mucha emoción la posibilidad de hacer esa película. Natalia Beristáin es la directora de casting de la cinta, ella me invitó. Era la primera vez que hacía un casting de voz, la primera y la única donde no tenía una cámara en frente, sino una grabadora, y al director Carlos Carrera, que admiro y respeto muchísimo, muy cerquita de mí con una grabadora, estaba un poco nerviosa.

Yo me moría de ganas de estar en esa película, por que Carlos es en México el artista de animación más reconocido y más importante, no hay otro como él en ese sentido. Cuando me llamaron para decirme que me había quedado yo, no lo podía creer.more

Me gustaría añadir aquí que ese proceso no tiene nada que ver con doblar una película; es crear un personaje realmente. La animación se hizo después de la voz, incluso ya en el proceso teníamos cámaras que registraban nuestras expresiones y lo que los actores experimentábamos, para que de ahí se basaran un poco los dibujos que se animarían después.

Fuiste incluida en la lista de Variety de los diez actores a seguir del 2018. ¿Qué opinión tienes al respecto de estar considerada en esta lista de actores a los que el mundo no debe perder de vista?

MT: Fue una gran sorpresa. Sinceramente es increíble que la vida te dé unos regalos que ni siquiera esperabas. Definitivamente tiene que ver con que la película de Alfonso es algo muy especial.

Él es un director reconocido internacionalmente y de pronto regresa a su país a filmar una historia muy personal, entonces creo que Roma trae esa magia y que tuve la suerte de estar en ella. He tenido una carrera muy larga en México y sobre todo en teatro, y eso también me emociona mucho, que se reconozca mi trabajo.