10 · 11 · 16

Realizadores FICM 2016: Julio Jesús Fernández Talamantes

Estudió la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Intercontinental, donde se inclinó hacia el periodismo y la fotografía. En 2006 comenzó su carrera en la televisión pública de México, donde ha producido y realizado numerosos programas de formato documental enfocados en la historia de México y su vasto panorama cultural. En 2010 fundó Perro Rojo, casa productora orientada a la realización de documentales y reportajes sobre problemas sociales y otros aspectos culturales de México. Desde entonces ha trabajado estrechamente con importantes dependencias educativas y culturales del país, como el INAH,  Canal 22 y CONABIO, entre otras. Mexicanos de bronce forma parte de la Sección de Documental Mexicano de la Selección Oficial del 14º FICM.

julio-talamantes

¿Qué fue lo que te llevó a hacer este documental?

Mi primer propósito era indagar el proceso de “reinserción” de un ex convicto, abordando el caso de un interno que estuviera próximo a salir y que hubiera pasado preso la mayor parte de su vida. Quería contar una historia sobre el regreso de un hombre a su familia, a la calle, al trabajo; sobre cómo se enfrenta la libertad después de vivir en el limbo que significa la prisión. Después de un periodo de exploración en un penal, conocí a los personajes de la película y comenzó formalmente este documental, con la oportunidad de abordar el fenómeno delincuencial con personajes que no sólo son teatrales, histriónicos y, hasta cierto punto, seductores, sino que son capaces de resumir su vida en potentes y escalofriantes canciones.

¿Cuál fue el mayor reto que enfrentaste para realizarlo?

Sin duda alguna, y lo asumo como el reto que enfrentan la mayoría de las películas documentales, lo más complicado fue involucrarme en la vida de otros y posteriormente recuperar distancia para contar su historia. Esta especie de rol ambivalente me llevó a replantear el guión y la edición en varias ocasiones. Así que recuperar el discurso y el enfoque narrativo, viciado por las relaciones de amistad que comencé con este proyecto, fue lo más complicado. Junto a esto, las peripecias propias que acompañan a una producción que se desarrolla dentro de un penal, pasaron a un segundo plano.

¿Qué director y película te han inspirado y por qué?

Diría que la lista es muy larga y de obras y autores muy conocidos. Seguramente, si hiciera un ejercicio riguroso sobre las influencias que se manifiestan en esta película, varios nombres de esa lista saldrían a flote. Sin embargo, me siento más cómodo asumiéndome como un director de cine documental que pertenece a una generación que se ha acercado a este “género” con un nuevo ímpetu, mismo que se manifiesta en una nutrida cantidad de trabajos de gran calidad, donde se ha logrado dramatizar la realidad como si ésta fuera ficción; lo que para mí es muy importante, pues considero que es esa cualidad poética, única e irremplazable, la que define al cine.

Mexicanos de bronce

Rocky, Hones y Bullet se conocen en prisión y deciden formar una agrupación musical que dé forma lírica al pasado que los persigue. Mientras la desesperanza y el agobio se adueñan por momentos de Rocky y Hones, Bullet está próximo a cruzar las rejas del penal por tercera ocasión. En el abismo de la libertad, las posibilidades que marcarán su destino no son claras, y el reto de recuperar a su familia implica superar las pruebas que el barrio le tiene por delante.