10 · 20 · 19

Programa Agnès Varda en el 17° FICM

Por: Gustavo R. Gallardo, Celina Manuel, Aranza Flores

Con el apoyo de la Embajada de Francia e Unifrance, el 17º Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) rinde homenaje a la extraordinaria realizadora Agnès Varda, presentando un programa que incluye Cléo de 5 a 7, Una canta, la otra no, Vagabond, Les glaneurs et la glaneuse, así como el estreno en México de su última película Varda par Agnès. Para presentar este programa muy especial, tendremos el privilegio de contar con la presencia de su hija, la productora Rosalie Varda.

Rosalie Varda

Rosalie Varda

Cléo de 5 a 7

Gustavo R. Gallardo | 19 de octubre

La cinta Cléo de 5 a 7 (1962), de Agnès Varda, fue presentada en el 17º FICM como parte del homenaje que se rinde a la cineasta francesa quien falleció en marzo de 2019.

Rosalie Varda, Daniela Michel

Rosalie Varda, Daniela Michel

Cléo de 5 a 7 narra los sucesos anteriores a recibir los resultados de unos estudios médicos para conocer su estado de salud. En noventa minutos se reúne con su amante, con un pianista, con un amigo y con un soldado enfrentando la posibilidad de morir.

“Esta película se convirtió en un clásico. Durante hora y media seguimos a Cléo, qué está sintiendo, cómo cambian sus emociones y cómo cambia su vida”, dijo Varda.

En cada película, continuó, Agnès siempre trató de siempre encontrar una manera de narrar diferente; por ejemplo, esta cinta nos muestra cómo los demás ven a Cléo, pero “al final nos muestra cómo ella ve a los demás”.

La directora del FICM, Daniela Michel, agradeció la presencia de la productora Rosalie Varda, hija de la cineasta francesa, para la realización de este ciclo que, con el apoyo de la Embajada de Francia e Unifrance.

Varda por Agnès

Celina Manuel | 19 de octubre

Dentro de las actividades del Ciclo dedicado a la gran Agnès Varda, el documental autobiográfico Varda par Agnès, el último trabajo de la realizadora francesa, fue presentado por su hija Rosalie Varda, en compañía de Daniela Michel, directora general y fundadora del Festival.

Rosalie Varda

Rosalie Varda

La presentación comenzó con Rosalie compartiendo el amor e interés que tenía su madre por México y la decisión de Rosalie para decidir sólo lugares especiales para presentar el trabajo de Angès Varda, “voy a acompañar la película solamente en lugares donde sí hay vínculo profundo, como aquí”.

Sobre el documental, Varda comentó que nació en 2015 a partir de la idea una clase magistral, pero Agnés Varda no simpatizó mucho con eso, hasta que pensaron en un diálogo con ella misma para “compartir, y reflexionar sobre su proceso de cineasta, su dimensión creativa” , ya que en palabras de Rosalie, su madre tenía tres pilares fundamentales: “Compartir, Inspiración y Creatividad”.

Varda por Agnès, es un recorrido por más de 60 años de vida y carrera, Varda ofrece una retrospectiva de su obra y su visión artística, llevando al público por un viaje a través de su mundo de imágenes poco ortodoxas.

Una canta, la otra no

Gustavo R. Gallardo | 20 de octubre

Continuando con el homenaje que se rinde a la cineasta Agnès Varda, fue presentada la cinta Una canta, la otra no (1977), en el 17º FICM, por la productora Rosalie Varda.

Rosalie Varda

Rosalie Varda

Una canta, la otra no aborda la vida de Pomme, una incipiente cantante, y Suzanne, quien está embarazada de su tercer hijo, al que ya no podrá mantener, por lo que piensa en abortarlo. Un suceso las separa y se reencuentran 10 años después durante una manifestación, pero ambas han cambiado gracias al movimiento de liberación femenina.
Sobre la cinta, Rosalie Varda dijo que durante el auge de la revolución sexual a finales de la década de los setenta, del movimiento feminista, Agnès Varda “quería hacer una película feminista, pero que fuera una película alegre, con un feminismo que ame a los hombres”.

“Hay palabras que a los hombres no les gusta, así que Agnès pensó que si la película era una comedia musical, ellos la cantarían y haría que esto pudiera ser escuchado por los hombres sin tanta dificultad”, dijo.

“Creo que es una película que da muchas esperanzas entre las relaciones de hombres y mujeres. Me parece que la película es fresca y yo no percibí eso cuando la vi por primera vez, porque era mi cumpleaños y mi madre en vez de darme un objeto, me dio la película”, remarcó Varda.

Varda agradeció a la directora del FICM, Daniela Michel, por recibir la obra fílmica de la directora francesa fallecida este año.

Vagabond

Aranza Flores | 20 de octubre

Como parte del programa dedicado a la cineasta francesa Agnès Varda, su hija, la productora y diseñadora de vestuario Rosalie Varda, presentó la proyección de la cinta Vagabond, estrenada en 1985 y que retrata la historia de una mujer vagabunda encontrada muerta en invierno.

“Es una película fuerte, violenta y que debe hacernos reflexionar acerca de nuestra sociedad. Es la historia de una mujer muy joven que es encontrada muerta junto a dos cipreses bellísimo, se llamaba Mona y a través de los testimonios de la gente que tuvo algún reencuentro con ella van reconstruyendo su vida”, contó Varda al principio de la intervención.

Vagabond fue una de las películas más exitosas de Varda, y según Rosalie, es la única película comercial que tocó un tema muy duro durante 1985. “Agnes construyó su película a través de los testimonios que nos van a narrar los últimos momentos de su vida; predominan los travelings de derecha a izquierda para obligarnos a observar de verdad”.

Rosalie habló de su participación en la cinta y la experiencia que tuvo con la vestimenta del personaje de Mona: “La vestimenta de una chica que no tiene casa y que está vagando en las carreteras es muy difícil de hacer, sobretodo para alguien que va evolucionando. No hay que olvidar que una de las fronteras que tenemos con esas personas es el olor y la suciedad”. En 1985, Vagabond ganó el León de Oro en el Festival de Venecia.

Les glaneurs et la glaneuse

Gustavo R. Gallardo | 22 de octubre

Rosalie Varda

Rosalie Varda

Dentro de las actividades del programa dedicado a la gran Agnès Varda, el documental Les glaneurs et la glaneuse fue presentado por su hija Rosalie Varda.

Inspirada en la pintura de Jean-François Millet, Les glaneurs et la glaneuse, Agnès Varda recorre Francia en busca de los espigadores del mundo contemporáneo: recolectores, pepenadores y verdaderos cazadores de tesoros. Con una cámara digital, la realizadora se ve a sí misma como una recolectora, pero de imágenes e ideas.

Sobre la cinta, Rosalie Varda recordó que su madre compró su primera videocámara digital en el año 2000 para las vacaciones de verano: “Era su primer encuentro con ese dispositivo, recordemos que mi mamá nació en 1928”.

Con cámara en mano, Agnès iba al mercado cerca de su casa a grabar, cuando al final vio a un recolector que comía alimentos que encontraba en el suelo y se acercó a platicar con él, “y hasta hizo algunas investigaciones”.

Al volver a París, en una región cercana, hay un cultivo de papas, cuyos recolectores desechan y contaminan sí tienen formas raras. “Al acercarse, vio una con forma de corazón y de ahí nació la idea de hacer esta película”, narra Rosalie.