04 · 1 · 15

Películas extranjeras filmadas en México

Por: Ma. Cristina Alemán, editora en jefe (@mcristina)

Con la noticia de que la más reciente entrega de la serie de James Bond se filmó en la Ciudad de México, es momento de recordar que esta no es la primera vez que nuestro país sirve de locación para el cine extranjero. No sólo hay una multitud de Westerns que se han realizado en México (muchos de los cuales el FICM muestra cada año en la sección “México Imaginario”), también hay películas de distintos géneros que uno nunca imaginaría que fueron realizadas en tierras mexicanas – incluyendo otra película de James Bond.

A continuación, algunos largometrajes de ficción extranjeros filmados en México, que no son considerados Westerns. Por razones prácticas lista está dividida por género, aunque suele ser difícil categorizar las películas de manera tan tajante. También incluye información de la locación exacta, en la medida de lo posible:

Acción:

Licence to Kill (1989), de John Glen: El agente secreto británico estuvo en México cuando Timothy Dalton todavía interpretaba a James Bond (antes de Pierce Brosnan y Daniel Craig). Las locaciones mexicanas fueron utilizadas para representar a la ficticia República de Isthmus. En la Ciudad de México se filmó en la Biblioteca del Banco de Mexico, en el Casino Español y el Teatro de la Ciudad. También se usó la Casa Arabesque en Acapulco, y la secuencia de persecución final fue filmada en La Rumorosa, en el municipio de Tecate, Baja California. Finalmente también se realizaron algunas escenas en el Centro Ceremonial Otomí, en Temoaya, Estado de México.

Teatro de la Ciudad. Imagen de GASTV.

Kill Bill Vol. 2 (2004), de Quentin Tarantino: La hacienda donde La Novia (Uma Thurman) finalmente encuentra a Bill (David Carradine)
está en Costa Alegre, cerca de Puerto Vallarta, Jalisco

Apocalypto (2006), de Mel Gibson. La recreación hollywoodense de la época Maya post-clásica se realizó principalmente en Catemaco, San Andrés Tuxtla y Paso de Ovejas, en Veracruz. La película también tiene escenas filmadas en San Andres Chicahuaxtla, en el municipio de Putla Villa de Guerrero, en Oaxaca.

Drama / Thriller:

The Night of the Iguana (1964), de John Huston: Basada en la obra de teatro homónima de Tennessee Williams, la trama se situa en Puerto Vallarta, Jalisco, específicamente en la playa de Mismaloya. Richard Burton interpreta a un sacerdote retirado que toma en su control un camión de mujeres y las lleva en un tour de las playas locales. The Night of the Iguana se mostró en el 7º FICM.

Mismaloya. Imagen de merchantcircle.com.

The Big Cube (1969), de Tito Davison: Un relato en el que una ex actriz de Broadway, interpretada por Lana Turner, casi pierde su cabeza por el uso desprevenido de LSD. La película se filmó en Acapulco, Guerrero, y en la Ciudad de México.

The Game (1997), de David Fincher: Cuando Nicholas van Orton, el protagonista interpretado por Michael Douglas, es abandonado en una cripta México – esto realmente sucedió en México. En Mexicali, Baja California, para ser más exactos. Aparentemente esta escena es una referencia a Bring me the Head of Alfredo García (1974), de Sam Peckinpah, también filmada en México y exhibida en el 10º FICM.

Beat (2000), de Gary Walkow: Esta biografía del escritor William S. Burroughs y su esposa, protagonizada por Courtney Love y Kiefer Sutherland, fue filmada en parte en la Ciudad de México. Burroughs vivió en la capital mexicana (donde mató accidentalmente a su mujer en 1951) y en consecuencia, ese fragmento de su vida fue filmado ahí.

Into the Wild (2007), de Sean Penn: El viaje de Christopher McCandless, interpretado por Emile Hirsch, lejos de la civilización y hacia tierras salvajes incluye un paseo por el lado mexicano del Río Colorado.

Che (2008), de Steven Soderbergh: La biografía del revolucionario cubano dividida en dos partes y protagonizada por Benicio del Toro se filmó en Campeche y en la Ciudad de México.

Ciencia ficción / Terror:

Dune (1984), de David Lynch: Basada en la obra homónima de Frank Herbert, la versión de Dune que sí se realizó (a diferencia de aquella propuesta por Alejandro Jodorowsky) se filmó en los Estudios Churubusco en la Ciudad de México. Los exteriores se filmaron en los Médanos de Samalayuca, cerca de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Los Médanos de Samalayuca. Imagen de Wikimedia.

Predator (1987), de John McTiernan: El rodaje de esta película, protagonizada por Arnold Schwarzenegger, comenzó en la selva cerca de Palenque, Chiapas, e incluyó escenas en las cascadas de Agua Azul y de Misol Ha. Gran parte de Predator también se realizó en Puerto Vallarta, Jalisco, en una playa conocida como El Edén.

Total Recall (1990), de Paul Verhoeven: En esta película protagonizada por el ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger, la Ciudad de México toma las proporciones post apocalípticas que sus habitantes le atribuimos con fecuencia. Puedes ver la escena de persecución filmada en la Glorieta de Insurgentes en el sitio de Facbook de La Ciudad de México en el Tiempo: aquí.

Planet Terror (2007) de Robert Rodríguez: Al final de esta película de zombies, los sobrevivientes fundan una nueva comunidad pacífica en las playas de Tulum, Quintana Roo… no suena mal.

Finalmente vale la pena mencionar que en los Baja Studios de Fox, en Rosarito, Baja California, se han filmado varios grandes blockbusters, incluyendo Titanic (1997) de James Cameron, Pearl Harbor (2001) de Michael Bay, y la segunda unidad de Tomorrow Never Dies (1997), de Roger Spottiswoode… otra película de James Bond. En fin, la lista de películas filmadas en México es enorme, y esta nota sólo menciona algunos ejemplos de lo cinematográfico que puede resultar nuestro país.