06 · 2 · 21

Juan Bustillo Oro, artífice del cine mexicano

Por: Gabriela Martínez @Gabmartivel

Nacido el dos de junio de 1904 en la Ciudad de México, Juan Bustillo Oro es considerado uno de los cineastas más prolíficos de la Época de Oro del cine mexicano. Su filmografía se destaca por enfocarse principalmente en la nostalgia porfirista y la época revolucionaria del país.

Bustillo Oro estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sin embargo, desde muy joven mostró interés en el cine, el teatro, la literatura y el periodismo, por lo que en 1932 creó junto con Mauricio Magdaleno el “Teatro de ahora”, para el que ellos mismos realizaron obras de teatro situadas en la Revolución mexicana.

Juan Bustillo Oro

Su carrera como director inició en el cine silente con la película Yo soy tu padre (1927), basada en la novela de Maurice Le Blanc, La vida extravagante de Baltasar. Posteriormente, en 1932, realizó Dos monjes, cinta que en su momento fue un fracaso en taquilla, pero que con el tiempo se convirtió en un clásico del cine nacional. En 2020 Dos monjes se incluyó en el catálogo de Criterion Collection junto a otros títulos como la cinta cubana Lucía (1968), de Humberto Solás, y la brasileña Pixote (1980), de Héctor Babenco. Estos tres títulos forman parte de la tercera edición del World Cinema Project de Martin Scorsese junto con After the Curfew (1954, dir. Usmar Ismail), Downpour (1972, dir. Bahram Beizai) y Soleil Ô (1973, dir. Med Hondo).

Dos monjes cuenta la historia de dos religiosos enredados en un idilio psicológico por sus deseos hacia la misma mujer. En palabras del escritor francés André Bretón, Dos monjes es un “experimento audaz e inusual”, además fue considerada pionera dentro del género gótico mexicano, ubicado en los inicios del cine sonoro.

DOS MONJES de Juan Bustillo Oro, pionera del Cine gótico mexicano

Dos monjes (1934, dir. Juan Bustillo Oro)

Al respecto, Chloë Roddick, programadora del FICM, escribió: “Dos monjes sigue siendo una de las obras tempranas más significativas y representativas del género. La influencia del expresionismo alemán se vuelve a evidenciar en el uso del blanco y negro cambiante y matizado de la película y en la imagen del célebre fotógrafo mexicano Agustín Jiménez, que junto con el director crea una atmósfera extraña y distorsionada. Según algunos informes, el surrealista y escritor francés André Breton se sorprendió cuando vio la película durante una visita a México”.

Dos monjes presenta una estructura de flashback acompañada por la cámara del fotógrafo de vanguardia Agustín Jiménez. La manera de contar la historia desde la perspectiva de ambos personajes principales, la iluminación elaborada, sus matices experimentales y la temática intensa, plena en profundidad, misterio y puntos de quiebre le han otorgado un lugar especial en la historia del cine mexicano.

En 1937 se unió con Jesús Grovas para fundar Oro Grovas, una de las casas productoras líderes de la época donde Bustillo Oro realizó sus más grandes éxitos taquilleros: En tiempos de Don Porfirio (1939), Ahí está el detalle (1940), Al son de la marimba (1940) y El ángel negro (1943), por mencionar algunos.

Aunque Juan Bustillo Oro es más conocido por sus comedias, el director también incursionó en el cine policiaco con películas como El hombre sin rostro (1950), La huella de unos labios (1952), El asesino X (1955) y El medallón del crimen (1956).

El hombre sin rostro (1950, dir. Juan Bustillo Oro)

El hombre sin rostro (1950, dir. Juan Bustillo Oro)

La filmografía de Juan Bustillo Oro se extiende hasta la década de los sesenta, siendo Los valses venían de Viena y los niños de París (1966), su última cinta.

En 1980 Bustillo recibió un Ariel especial para conmemorar su amplia labor como productor, director y guionista, y en 1985 la Cineteca Nacional le otorgó la Medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico.

Finalmente Juan Bustillo Oro falleció el 10 de abril de 1988 en la Ciudad de México.