03 · 10 · 21

Isela Vega, una mujer que rompió esquemas

La historia de Isela Vega Durazo comenzó el 5 de noviembre de 1939 en Hermosillo, Sonora. Allí fue Princesa del Carnaval de Hermosillo a los 18 años, lo cual le permitió incursionar en el mundo del modelaje.

Durante algún tiempo el Hotel Regis y el hotel Terraza Casino fueron testigos de su talento como cantante, hasta que en 1960 obtuvo su primer papel en la película Verano violento (1960, dir. Valerio Zurlini) junto a Pedro Armendáriz, Guillermo Murray y Gustavo Rojo. A la par debutó en teatro con Una viuda y sus millones, de Alfonso Anaya, en el Teatro Venustiano Carranza.

Isela Vega

Isela Vega

A partir de ese momento, su rostro empezó a destacar en el cine de la época, pero no fue hasta 1967 cuando obtuvo su primer protagónico en la película Don Juan 67 (dir. Carlos Velo), junto a Mauricio Garcés.

En 1972 fue nominada a los Premios Ariel como Mejor Actriz por su trabajo en Las reglas del juego, de Mauricio Walerstein (1971), con José Alonso, Enrique Rambal y Héctor Suárez.

Isela Vega fue considerada un símbolo sexual durante los años setenta, pues en 1974 se convirtió en la primera mujer latina en aparecer en la portada de la versión estadounidense de la revista Playboy.

Ese mismo año debutó en el cine internacional con la película Con furia en la sangre, de Barry Shear y Samuel Fuller, y posteriormente fue dirigida por Sam Peckinpah en la película Quiero la cabeza de Alfredo García, participación con la cual también recibió una nominación a los Premios Ariel.

En 1977 recibió el premio a la Mejor Actriz por su participación en La viuda negra, de Arturo Ripstein, donde compartió créditos con Mario Almada.

La viuda negra, de Arturo Ripstein

La viuda negra (1977, dir. Arturo Ripstein)

Durante la década de los ochentas, la actriz incursionó en la dirección, el guionismo y la producción con películas como Navajero (1980, dir. Eloy de la Iglesia), Amor a navaja libre (1982, dir. Rafael Portillo), y Las amantes del señor de la noche (1986).

Su carrera como actriz de teatro, cine y televisión se extendió hasta el año 2020 cuando participó en la serie creada por el director Manolo Caro, La casa de las flores. Vega llegó a acumular 130 créditos a lo largo de su trayectoria.

Isela Vega dejó en preproducción un proyecto titulado Lost in Mexico, donde compartiría créditos con Rosa María Bianchi.