11 · 8 · 12

Función I hate love, de Humberto Hinojosa

Humberto Hinojosa caminó por la alfombra roja acompañado de sus productores, Pablo García Gatterer y Pablo Dávila; Kenji Katori, fotógrafo; y sus intérpretes, Diane Rosser, Rodrigo Azuela, Diego Cataño y Miriana Moro y el músico Rodrigo Dávila. Egresado de la Universidad Iberomericana, Hinojosa dirigió Ovega negra (2009) y los cortometrajes Happy End, El segundo cachete y El viejo. “Hemos hecho todo lo posible para que Diego Cataño no regrese al festival cada año y aquí está, otra vez; así que les pido un aplauso para él porque, en el fondo, nos da mucho gusto que esté aquí de nuevo”, dijo Cárdenas Batel para dar la tercera llamada.

I hate love exhibe la historia de un adolescente que queda sordo después de un accidente y descubre, gracias a la llegada de una extranjera de su edad, que el amor podría regresarle el sentido del oído. Filmada por la productora Tigre, de la que también Hinojosa es socio, I hate love es la segunda película del director que tiene a la adolescencia como tema central.

Al terminar la película y con una función donde se escuchó constantemente la risa del público, el elenco tomó la palabra para entablar una conversación. Hinojosa, evidentemente emocionado, agradeció por el aplauso y contestó a la primera pregunta de la noche del director y productor, Roberto Fiesco: ¿Después de tu primera película, por qué hiciste la transición de comedia a drama? “En mi anterior película, Oveja negra, dejé que se fuera hacia un tono cómico y en ese momento funcionó; con este proyecto quise abordar el tema del amor adolescente y cómo las perdidas, durante esta época de la vida, te marcan. Era muy delgada la línea entre hacer a los adolescentes a través del cliché y meterlos dentro de un estereotipo o tener una propuesta auténtica. Los actores me llevaron por el camino de sus personajes y encontramos una historia de amor con un final muy bueno”.

Rodrigo Dávila, músico y compositor, explicó cómo fue el proceso para concretar la música de la película: “Humberto tenía muy claro lo que quería y, cuando me invitó a participar, le expliqué lo que podía ofrecer: fue la primera vez que hacía un score para una película”. Para Dávila fue una experiencia “muy disfrutable”, en donde las interpretaciones le permitieron traducir “lo que la imagen me dictaba para componer”.

La actriz estadounidense Diane Rosser dijo al público que la película puede disfrutarse en cualquier parte del mundo, aunque esté hablada en español e inglés: “son valores humanos, universales, es una película sobre emociones y expresiones que todos pueden entender”.

I hate love se presenta el viernes 9 de noviembre, a las 18:30 horas en Cinépolis Las Américas.