10 · 22 · 14

Función de prensa de Güeros de Alonso Ruizpalacios

Güeros (2014) de Alonso Ruizpalacios, de la Sección de Largometraje Mexicano en competencia del 12° FICM, se presentó ante la prensa en Cinépolis Morelia Centro.

Leonardo Ortizgris, Ilse Salas, Alonso Ruizpalacios, Tenoch Huerta y Ramiro Ruíz.

Por segunda ocasión Alonso Ruizpalacios participa en el FICM, sin embargo es la primera vez que lo hace con un largometraje, ya que en 2010 fue seleccionado con el cortometraje El último canto del pájaro Cu (2010) en la Sección de Cortometraje Mexicano. Güeros puede considerarse una road movie, pues relata una búsqueda emprendida por dos amigos y el hermano menor de uno de ellos, para encontrar a un mítico músico que pudo haber salvado al rock mexicano. La historia se desarrolla durante una huelga universitaria ficticia similar a la que ocurrió a finales de la década de los noventa.

Alonso Ruizpalacios

La película ha sido premiada en prestigiosos certámenes internacionales como el Festival Internacional de Cine en Berlín (Mejor Opera Prima), el Festival de Cine de Tribeca (Mejor Fotografía y mención especial del jurado para Mejor Nuevo Director) y el Festival Internacional de Cine de San Sebastián (premio Horizontes Latinos), entre otros. La película fue producida por Canana, compañía fundada por Gael García Bernal y Diego Luna.

Leonardo Ortizgris, Ilse Salas, Alonso Ruizpalacios, Tenoch Huerta y Ramiro Ruíz

A la función de prensa de Güeros asistieron Alonso Ruizpalacios, director de la película; Ramiro Ruiz, productor; y los actores: Ilse Salas, Tenoch Huerta y Leonardo Ortizgris.

Alonso Ruizpalacios sobre la elección del blanco y negro:
“Primero que nada fue una decisión completamente instintiva. Cuando estaba escribiendo la película sabía que era en blanco y negro pero no sabía bien por qué. Ya posteriormente cuando se lo planteé a Ramiro, tenía que inventarme algo para justificar este suicido comercial que sigue siendo el blanco y negro. Y lo que me inventé fue que, es una película sobre los contrastes sociales, políticos, geográficos de la Ciudad de México y ¿qué mejor fotografía que el blanco y negro para retratar el contraste? Además la película es atemporal, no ocurre específicamente en el 99, toma pautas de este movimiento pero también de otros. Es una historia que nosotros nos inventamos y, desprendernos de la especificad del marco histórico, permite una mayor libertad a la hora de las decisiones creativas y es bien sabido que el blanco y negro es una herramienta perfecta para la atemporalidad.”

Tenoch Huerta sobre lo que descubrió del DF al realizar la película:
“La Ciudad de México es tan rica, maravillosa, vibrante. A mí de pronto me gusta mucho cuando escucho a gente que ha tenido la oportunidad de vivir fuera del país y pasar una temporada en otras ciudades porque se enriquece su visión y llegan a la Ciudad de México y también la enriquecen, pero me da risa como tienen una sobrevaloración del metro de Nueva York, de Londres, de París y nunca se han subido al metro más eficiente, limpio y rápido del mundo, que es el de la Ciudad de México. Conocen cada esquinita, cada rincón y cada fisura de cada banqueta de una ciudad que está a kilómetros de la suya y en la suya no salen de la Roma y de la Condesa, me parece muy divertido. Nosotros sí hicimos eso, fuimos a ver lo que es la ciudad, la que transitamos. Hay lugares de la ciudad donde yo nunca había puesto un pie y con la película lo pusimos y eso fue maravilloso. O estar en lugares que ya conocía pero verlos desde otro ángulo, verlos desde otro punto de mi vida, de mi existencia, de mi posición en el universo. Así como los personajes tienen su viaje y su redención, nosotros como actores fuimos descubriendo un montón de cosas, por lo menos yo. Aprendí a reconciliarme con la ciudad, empezar a quererla otra vez, así de fea como está, si está feíta, pero es mía y por eso la amo.”

Ilse Salas sobre lo que descubrió del DF al realizar la película:
“Los primeros días, recorriendo ciertos lugares, tuve mucho miedo. Tal vez estaba muy sensible, tenía un bebé de seis meses y como que estás en un estado un poco alterado de conciencia pero también es real que se siente el miedo. Sentía que no pertenecía a muchos lugares, y aunque yo quisiera, no era bien recibida o no éramos bien recibidos. Había como una mirada ahí desde las ventanas diciendo ¿Qué están haciendo ahí? ¿Qué van a mostrar? Y hubo días que tuve mucho miedo, luego el viaje continuó y ese miedo se me fue quitando, tal vez fue como lo que le ocurre a los personajes que abren su visión de las cosas sin estar preguntando demasiado.”

Leonardo Ortizgris sobre lo que descubrió del DF al realizar la película:
“Cuando pasamos por la zona de Santa Fe, la zona del queso, había como un pueblo fantasma, desde que llegamos se asomaban por las ventanas y sentías una tensión. Teníamos que llevar gente que conocía el barrio para decir ‘son banda, tranquilos, van a retratar lo que nosotros queremos retratar’, porque normalmente se ocupan esos lugares para hablar mal, para hacer películas gringas de la mafia mexicana y ya están como muy maleados sobre lo que se retrata del lugar. Cuando estuvimos en Copilco también fue otra cosa, porque los vecinos te abren las puertas, como la Ciudad de México te abre la puerta, pero al mismo tiempo solo te dice ‘pasa solo a la sala, no puedes pasar más’. Entonces es una ciudad muy contradictoria en ese sentido.”

El estreno de Güeros se llevará a cabo en función de gala el miércoles 22 de Octubre a las 17:45 horas en Cinépolis Morelia Centro, con alfombra roja y presencia de talento.

Cobertura por Gabriel Andrade Espinosa (@gabolonio)