07 · 30 · 18

Ocho frases célebres de Ingmar Bergman

Ingmar Bergman dirigió y escribió más de 60 películas a lo largo de su trayectoria, incluidas obras maestras como El séptimo sello (1957), Persona (1966) y Fanny y Alexander (1983), entre muchas otras. Este autor dejó una huella indeleble en la historia y es una referencia obligada para los estudiosos y amantes del arte cinematográfico.

Ingmar Bergman. Imagen del {{New York Daily News.}}

A continuación, presentamos un poco de su sabiduría en forma de citas.

Sobre la música

“Cuando experimentamos una película, nos preparamos conscientemente para la ilusión. Dejando a un lado la inteligencia y el intelecto, le hacemos un lugar en nuestra imaginación. La secuencia de imágenes juega directamente con nuestras emociones. La música funciona de la misma manera; yo diría que no hay forma de arte que tenga más en común con el cine que la música. Ambas actúan sobre nuestras emociones directamente, no vía el intelecto. Y el cine es principalmente ritmo; es inhalación y exhalación en secuencia contínua. Desde la infancia, la música ha sido una gran fuente de recreación y estimulación, y frecuentemente experimento una película o una obra de teatro musicalmente.” – Cita de la introducción del libro Four Screenplays (1960).

Sobre el guionismo

“Escribo guiones para que funcionen como esqueletos en espera de la carne y el vigor de las imágenes.” – Cita de The New York Times, 22 de enero de 1978.

Sobre el cine

“Cine como sueño, cine como música. Ninguna forma de arte va más allá de la consciencia ordinaria como el cine, directo a nuestras emociones, profundo en el cuarto crepuscular del alma. Un pequeño movimiento en nuestro nervio óptico, un efecto de shock: 24 cuadros iluminados en un segundo, la oscuridad en medio, el nervio óptico incapaz de registrar la oscuridad. En la mesa de edición, cuando corro la película, cuadro por cuadro, aún tengo esa mareadora sensación de magia de la infancia: en la oscuridad del armario, lentamente enrollo un cuadro después del otro, veo cambios casi imperceptibles, lo enrollo más rápido – un movimiento.” Cita de su autobiografía Laterna Magica (1987).

Sobre su obra

“No quiero producir una obra de arte en la que el público pueda sentarse y succionar estéticamente… Quiero darles un golpe en la espina dorsal, quemar su indiferencia, sobresaltarlos hasta acabar con su autocomplacencia.” Cita del artículo “Cinema’s brooding auteur of the psyche” del Los Angeles Times, 31 de julio de 2007.

“Tengo mucho interés en contar, en hablar, sobre la integridad de cada ser humano. Es una cosa extraña que cada ser humano tiene una especie de dignidad o integridad, y sobre eso se desarrollan relaciones con otros seres humanos, tensiones, malentendidos, ternura, ponerse en contacto, tocar y ser tocados, la separación de un contacto y lo que sucede entonces.” – Cita del libro Ingmar Bergman Directs (1972), de John Simon.

Sobre sus demonios

“Los demonios son innumerables, llegan en los momentos más inapropiados y crean pánico y terror… pero he aprendido que si puedo dominar las fuerzas negativas y atarlas a mi carro, entonces pueden trabajar a mi ventaja… Las azucenas frecuentemente crecen de los cadáveres.” – Cita del artículo “Bergman talks of his dreams and demons”, de The Guardian, 12 de diciembre de 2001.

Sobre la intuición

“Yo tomo todas mis decisiones por intuición. Aviento una lanza a la oscuridad. Eso es la intuición. Luego debo mandar un ejército a la oscuridad para encontrar la lanza. Eso es el intelecto”. Cita del artículo “Ingmar Bergman Confides in Students”, de The New York Times, 7 de mayo de 1981.

Sobre la muerte

“Cuando era joven, tenía mucho miedo de morir, pero ahora pienso que es un arreglo muy muy sabio. Es como una luz que se apaga. No hay mucha razón para hacer escándalo.” Cita del artículo “Ingmar Bergman, Master Filmmaker, Dies at 89”, de The New York Times, 31 de julio de 2007.