08 · 10 · 21

Trisha Ziff, ante la intimidad del documental

Sorry, this entry is only available in spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Trisha Ziff ha construido su carrera transitando entre México y Estados Unidos. Ya sea como directora, guionista o como productora su interés se dirige hacia el documental, Ziff, de origen británico, se ha interesado por un cine documental histórico y social, detrás de cada personaje que inspira sus trabajos hay una historia esperando ser contada y mirada: cada historia desencadena cientos de historias más.

Trisha Ziff

Trisha Ziff

Su primer trabajo dirigiendo fue de la mano de Luis López en el documental Chevolution (2008), el filme aborda el camino sobre el que se ha movido la mítica imagen del revolucionario cubano Ernesto “Che” Guevara, y cómo la foto del Che le ha dado la vuelta al mundo y se ha convertido en una de las imágenes más reproducidas en la historia de la fotografía.

Después, en 2011, con el documental La maleta mexicana, Ziff sigue los pasos de una maleta desaparecida en 1939 durante la Guerra Civil Española que aparece en la Ciudad de México en 2007. Dentro de ella se encontraron más de 4000 negativos de los grandes fotógrafos Rober Capa, Gerda Taro y David “Chim” Seymour.

Es sin duda con su trabajo El hombre que vio demasiado (2015) con lo que consolida su carrera como documentalista. En esta obra, Ziff rinde un homenaje a uno de los fotoperiodistas más importantes y reconocidos de México: Enrique Metinides. En este documental ganador del Premio Guerrero a Largometraje Documental Mexicano en el 13° Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), el espectador puede presenciar la vida del fotógrafo desde una mirada íntima y cercana. Metinides se muestra con todos sus ángulos, con todos sus miedos y sus obsesiones. Lo maravilloso de la película es que te permite ver a través de los ojos de este hombre que “vio demasiado” sus pasiones, sus intereses, sus motivaciones y sus percepciones, todo esto plasmado en sus fotografías.

El hombre que vio demasiado (2015, dir. Trisha Ziff)

Las fotografías de Enrique nutrieron muchos de los reportajes de nota roja del país durante varios años, sin embargo, pese a que sus fotos fueron consideradas como “el nacimiento de un mal recuerdo”, estas no cayeron en lo morboso, al contrario, retrataron una singular estética del dolor, de la tragedia y de la desgracia. En las imágenes que capturó durante más de 40 años ha quedado registrada la historia de este país; las mini historias que componen esta gran historia.

Actualmente El hombre que vio demasiado forma parte de la Segunda etapa de Cine para todxs, un programa de exhibición en espacios comunitarios de películas mexicanas que han formado parte de alguna de las ediciones del FICM. Esta segunda edición del proyecto, que se llevará a cabo del 19 de julio al 19 de diciembre.