10 · 30 · 20

El FICM rindió homenaje al extraordinario José María Riba

Por: Gustavo R. Gallardo

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) rindió un homenaje póstumo al periodista español, crítico de cine y gran amigo del festival, José María Riba, donde se develó una butaca con su nombre en la sala 5 de Cinépolis Centro. Durante el evento estuvieron presentes Daniela Michel, fundadora y directora del FICM, y Cuauhtémoc Cárdenas Batel, vicepresidente del festival.

Daniela Michel, Cuahutémoc Cárdenas Batel

Daniela Michel, Cuahutémoc Cárdenas Batel

“José María Riba fue un amigo maravilloso, un amigo que no habrá alguien como él en el mundo del cine. Veía cada película con un análisis somero y trataba a todos los cineastas con mucho respeto”, dijo Daniela Michel.

Durante su periodo como delegado de la Semana de la Crítica de Cannes, José María Riba seleccionó las cintas Cronos (1993) y Amores perros (2000). Además, trabajó en el Festival de San Sebastián y en el de Morelia, y cofundó Espagnolas en París, un grupo de profesionales del cine que organiza el festival Différent! y promueve la presencia regular de cine español en Francia.

Daniela Michel

Daniela Michel

Daniela Michel rememoró cuando José María Riba le sugirió mostrar el trabajo cinematográfico en proceso, que derivó en la sección Impulso Morelia con la que se brinda apoyo para que los realizadores puedan terminar su proyecto. A partir de este año, el premio llevará el nombre de José María Riba.

“Era el mejor amigo del cine mexicano, me enseñó muchísimas cosas y estoy profundamente agradecida. Es mi maestro y le hubiera gustado saber que estamos aquí reunidos haciendo esta edición del FICM para apoyar a los cineastas mexicanos, que para él era lo más importante”, dijo Daniela Michel.

Develación de butaca

Como parte del homenaje se realizó la develación de butaca con el nombre de José María Riba, por parte de la directora y del vicepresidente del festival, Daniela Michel y Cuauhtémoc Cárdenas Batel.

“En sus últimos viajes a Morelia nos hacía un reclamo con humor y con amor: ‘Cuando yo llegué a Morelia era el director de la Semana de la Crítica y terminé perdiendo el nombre, ahora soy el papá de Luna’. Lo decía con humor, pero sé que lo decía con orgullo”, rememoró Cuauhtémoc Cárdenas Batel.

Además, dijo que tener su butaca es un recordatorio del compromiso del festival de mantener el rigor y la calidad “que nos enseñó en los proyectos que se seleccionan, tanto en las competencias como en Impulso Morelia”.

Después de la develación de la butaca fue proyectado el cortometraje documental Un agradecimiento por siempre, realizado por la directora mexicana Lila Avilés, quien recabó varias anécdotas de personalidades del mundo del cine que conocieron de cerca a José María Riba, entre los que se encuentran Jean-Christophe Berjon, Nicholas Philibert, Linda Ziter,  Andrea Stavenhagen, Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Thierry Frémaux, director del Festival de Cannes, quien dijo: “No se tomaba en serio, pero tomaba el cine en serio”.