03 · 23 · 18

Lecciones de Akira Kurosawa para la filmación de una película

El British Film Institute publicó un artículo con una serie de lecciones para filmar de Vittorio Dare Ole, quien a sus escasos veinticuatro años fue asistente del director Akira Kurosawa.

Por azares del destino Dare Ole, sin hablar una palabra en japonés, se convirtió en asistente de dirección de Kurosawa en Ran (1985). Para él, la breve pero fructífera experiencia le valió obtener conocimientos que se adquieren tras años de escuela. Pues, no hay mejor escuela que la práctica y, en este sentido, el cine no es la excepción. Aunque no hay recetas para hacer una película, siempre sirven las lecciones o consejos de personas experimentadas. Por esta razón, Dare Ole compartió algunas memorias de la filmación que pueden ser tomadas como lecciones.

Atención exagerada a los detalles

Una de las primeras escenas que se filmaron fue una de las más caras de toda la película. En ella, uno de los personajes mira por la ventana un paisaje, que era real. Kurosawa realizó la escena tres veces porque el clima no ayudaba. La situación podía resolverse haciendo la toma en una estudio con un paisaje pintado, pero no, él quería uno que fuera real.

raw-kurosawa-1

Organizar el caos

El set estaba bien organizado. Kurosawa diseñaba cada movimiento de la cámara. Hay una secuencia en la que los soldados de Hidetora están muertos, él había dibujado todas las imágenes de la forma exacta en que las quería, con los colores y todo. Tuvimos que preparar todo tal y como estaban. Luego, él iba con las cámaras siguiendo sus esbozos, por lo que esta escena se filmó en poco tiempo.

raw-kurosawa-2

Trabajando con los elementos

Una de las escenas de lluvia que se filmaron fue en un verdadero tifón. Nadie tenía refugio, excepto la cámara y las luces. Tomó un día hacer esa toma, la parte visual era esencial para él. Pero el viento, que era un elemento importante, no se veía. Tuvimos que tomar pasto de otros lugares en los que era más grande y ponerlo alrededor. Desgraciadamente, lo que sucedió fue que el vestuario se mojó y se volvió muy pesado, por lo que el efecto del viento no se veía mucho y algunos efectos se perdieron.

raw-lluvia

Un director de actores

Tuve la inmensa fortuna de estar allí para toda la preparación de Ran y ver a Kurosawa llevar a todo el equipo a la sala de ensayo para desarrollar una escena. Su forma de rodar era utilizar tres cámaras en un momento en que no era común y lentes de largo alcance. No sólo era una elección estética sino también para que los actores no sintieran las cámaras. Ensayaba la escena el día anterior con todos los movimientos de la cámara y el vestuario, para luego filmar al día siguiente.

raw-kurosawa-3

Control que permite la improvisación

Los storyboards de Kurosawa son exactamente lo que ves en la película. No hay cambios en absoluto. Pero el día anterior al rodaje de una de las últimas escenas donde Kurogane corta la cabeza de Kaedele, Kurosawa dijo a la diseñadora de vestuario que era una pena tener que echar a perder ese hermoso y costoso traje con sangre. Y entonces, en el set, todo cambió. A todos les sorprendió lo poderosa que salió esta escena. El vestido no se manchó sino que el movimiento de cámara permitió que la explosión de sangre fuera en la pared y no en el traje.

raw-kurosawa-4