09 · 11 · 17

XV aniversario, 15 preguntas a Juan Carlos Rulfo

Han sido tantas las ediciones del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) a las que el cineasta Juan Carlos Rulfo ha asistido, que ya no recuerda con exactitud ni el número ni las actividades. Lo que sí tiene presente es que el FICM ha sido tan importante para su carrera como él para la historia del festival. A partir de En el hoyo (2006), que ganó en el 4° FICM el Premio del Público a Mejor Documental en Competencia, ha presentado todas sus películas en Morelia, pero sus participaciones no se han limitado a eso, ya que además de haber asistido al festival como director, lo ha hecho como jurado y como mentor.

Juan Carlos Rulfo

Hoy, para conmemorar el XV aniversario del FICM, Juan Carlos Rulfo contesta estas 15 preguntas:

1. ¿Cuándo fue la primera vez que acudiste al FICM?

La primera vez… fue la primera edición, fui como jurado. Fui desde el principio, cuando era muy pequeño el festival. En 2006 fui con En el hoyo y de ahí fui consecutivamente con las otras películas. Fui una vez a fui a Morelia LAB. He ido bastante.

2. ¿A cuántas ediciones del FICM has asistido?

Yo creo que he ido a 10, porque además vivía en Morelia.

3. ¿Cuál es tu imagen del FICM favorita?

La moreliana con los arcos del Acueducto de Morelia detrás.

4. ¿Qué tipo de películas te gusta ver en el FICM?

Sobre todo las películas que no vería en cualquier parte, que son las películas en competencia, de los nuevos realizadores. Para mí esa es la imagen ideal del FICM: un festival en donde desde la Sección Michoacana hasta las producciones nóveles salidas de las escuelas de cine tienen cabida. No me interesa tanto ir a ver las premieres de las vacas sagradas, eso se me hace una cosa secundaria. Siempre es bonito ver estas películas extrañas, no sólo mexicanas, sino también extranjeras, que generalmente son óperas primas.

5. Menciona una película que hayas visto en el FICM que te haya marcado como espectador.

Silvestre Pantaleón (2011, dirs. Jonathan Amith, Roberto Olivares Ruiz). Es una película muy antropológica. Me gustó porque el director hizo una película mucho más agresiva o arriesgada para decir cosas muy interesantes.

También El violín (2005, dir. Francisco Vargas Quevedo).

6. ¿Cuál es tu lugar preferido del cine?, es decir, ¿qué tan cerca de la pantalla te gusta estar?

En medio.

7. ¿Qué te invita a ver una película? (el director, el póster, el tema, la sinopsis, una recomendación, un premio, etc.)

A veces el tema, a veces el director, a veces la sinopsis.

8. ¿Cuál es tu lugar favorito de Morelia?

El Jardín de Las Rosas.

9. ¿Por qué te gusta asistir al FICM?

Porque es un festival desarrollado principalmente en una zona muy manejable; un espacio donde vas a ver a todo el mundo. Es muy eficiente de cualquier festival la posibilidad de poder llegar a todos lados, eso lo hace muy provocativo, muy amable: puedes caminar con los amigos, encontrarte gente. Es muy amable y fácil.

10. ¿Qué personalidades has conocido en el FICM?

No me acuerdo tanto de las vacas sagradas, pero sí de los chavos, sobre todo realizadores de Michoacán.

11. Menciona una película clásica mexicana que te guste mucho.

Los olvidados (1950, dir. Luis Buñuel) y La ilusión viaja en tranvía (1953, dir. Luis Buñuel).

12. Menciona una película contemporánea mexicana que te guste mucho.

Güeros (2014, dir. Alonso Ruizpalacios) y Tempestad (2016, dir. Tatiana Huezo). Una ficción y un documental. Tiene una tendencia muy expresiva.

13. ¿Qué has presentado en el FICM?

Presenté En el hoyo (2006), Los que se quedan (2008, codir. Carlos Hagerman), Carrière, 250 metros (2011, codir. Natalia Gil Torner), y ¡De panzazo! (2011, codir. Carlos Loret de Mola). Ha sido una experiencia obligada pasar por ahí.

14. Comparte un recuerdo especial del FICM.

Me acuerdo mucho cuando fueron los atentados del 15 de septiembre, justo el año en el que yo dejé de vivir en Morelia, que la gente estaba muy agradecida con el festival porque le había devuelto la vida a la ciudad. El festival estaba contribuyendo a darle fuerza a la sociedad.

15. ¿Qué le deseas al FICM en su 15 aniversario?

El FICM es una gran prueba de solidez, creatividad y sensatez, le deseo más de eso, que abra muchas más ventanas al mundo para todos los nuevos realizadores y que siga promoviendo ese tipo de cosas.