11 · 1 · 21

“Who you gonna call?”… Jason Reitman develó su butaca durante la presentación al público de Ghostbusters: El legado

Por: Gustavo R. Gallardo

El cineasta Jason Reitman presentó la película Ghostbusters: El legado (2021), película que clausura el 19º Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), y develó una butaca con su nombre, como parte de las actividades del invitado de honor del festival.

Con la presencia del presidente del festival, Alejandro Ramírez, y la fundadora y directora general del festival, Daniela Michel, el realizador fue reconocido por el público que acudió al Teatro Matamoros para ver la tercera parte de la saga que inició en la década de 1980 su padre, el director Ivan Reitman, con Ghostbusters (1984) y Ghostbusters II (1989).

“Para nosotros es un honor clausurar esta 19ª edición del festival con una película que es parte muy importante en la historia del cine y también de un director que admiramos mucho y que estamos muy emocionados de tener aquí en Morelia”, dijo Alejandro Ramírez.

Ovacionado, Jason Reitman subió al escenario del teatro Matamoros y el presidente del FICM le hizo saber que como parte de una tradición, se le otorga una butaca personalizada a todos los invitados especiales que luego es colocada en la sala 4 de Cinépolis Centro.

El director de origen canadiense, director de cintas como Gracias por fumar (2005) y la aclamada Juno (2007), se sorprendió y saltó de alegría al develar su butaca.

“¡Gracias! ¡Muchas gracias! Este es un honor increíble. He querido venir a este festival desde hace muchos años. Hace dos años me presentaron Morelia, no la conocía, y me encontré con una ciudad con mucha riqueza cultural, con muchas tradiciones y una gran tradición en particular es dentro del cine. Y es un honor estar aquí”, dijo el realizador.

Luego, agradeció a Alejandro Ramírez y a Daniela Michel, “y gracias a la ciudad de Morelia por hacerme sentir tan importante en un día tan especial”.

“Son el público en México que ve Ghostbusters“, dijo y luego se refirió a una de las tradiciones más importantes de México, la Noche de Muertos, para recordar a Harold Ramis, actor de las primeras dos cintas: “Sé que este es un día es muy importante en el que recordamos a la gente que queremos y la gente que hemos perdido, así que quiero dedicar esta noche a Harold Ramis, uno de los originales cazafantasmas y es una película dedicada a él”.

Antes de dejarle escenario, hizo la pregunta que el público esperaba: “Who you gonna call?”, y el público respondió al unísono: ¡Ghostbusters!

La película es poder decirle adiós a alguien que amas: Jason Reitman

Después de la cinta, el realizador compartió un momento con el público para responder preguntas y recibir comentarios, entre ellos, los agradecimientos de un joven que dijo que después de ver Ghostbusters: El legado se volvió fan de la saga.

“Hice esta película para mi padre y también para mi hija, para toda las familias. Es una película para todos los que quisimos ser cazafantasmas. Jamás pensé que iba a dirigir a los Ghostbusters“, dijo.

Reitman contó que evitó durante mucho tiempo hacer esta película, pero no encontraba una historia y mucho menos quiénes iban a ser los nuevos cazafantasmas, “y la historia que encontré es que yo mismo tenía miedo de ser uno de ellos, entonces me di cuenta que sería una historia personal mía”.

“Siempre tuve a mi padre, el director de la película, sentado junto a mí en el set. Eso es muy raro, imagínense que sus papás fueran con ustedes al trabajo diariamente. Es todo un reto, pero tenía al mayor experto de los Ghostbusters sentado a mi lado”, rememoró.

El director de cine dijo además que uno de los mayores retos fue el coche, un Cadillac Miller-Meteor de 1959 adaptado: “Ese coche es un personaje, el coche es un cazafantasmas y primero había que encontrar el Ectomóvil. Sólo hicieron 100 originalmente y uno está en México, pero necesitábamos dos más del que ya teníamos de 1984”.

Todas las escenas en el coche, dijo, eran reales, incluso las escenas más peligrosas y las persecuciones, algo que confiesa, siempre quiso hacer: “En Juno y mis otras películas no habíamos podido hacer algo así. Estoy muy orgulloso de esa parte de la película”.

La parte más emocionante para él fue ver a los actores originales con el traje de cazafantasmas, dijo, “fue como si hubiéramos visto reunirse a los Beatles”.

“Queríamos hacer una película que no fuera solamente sobre fantasmas que están volando de un lado a otro, sino también sobre los fantasmas del pasado, sobre qué siente cuando quieres hablar con alguien que ya no está ahí y ese es el arte de la película, porque no termina con una explosión, sino con un abrazo y ese es el efecto visual más importante, porque la película es poder decirle adiós a alguien que amas”, dijo, luego de una persona le confesara que su padre falleció recientemente y era seguidor de las películas.

Jason Reitman dijo que había algo muy reconfortante en sentir que la mejor película de Ghostbusters que se podía hacer, ya se había hecho, “pero nosotros íbamos a contar otro capítulo, porque eso es, es parte de muchos otros y queremos que haya más capítulos de los Ghostbusters. En México la llamaron Ghostbusters: El legado, y me gusta ese título en español porque tiene que ver con el legado de mi padre y que estoy siguiendo”.