07 · 4 · 16

Un acercamiento al cine de Ken Loach

Por: Arantxa Luna (@mentecata_)

La historia del cine nos ha entregado un largo listado de directores que han definido una época, renovado un género o explorado a profundidad una temática. El caso de Ken Loach (Nuneaton, Reino Unido, 1936) es muy particular, pues pertenece a una generación de autores que crecieron en un momento coyuntural de la historia contemporánea.

Interesado por lo que se sucede en la sociedad inglesa, el cine de Loach se caracteriza por una profunda cercanía a las temáticas sociales. Sus películas toman como escenario las problemáticas que versan sobre la constante lucha de la clase obrera británica contra la falta de apoyo de las instituciones públicas. Aunque podrían considerarse una radiografía local, estos pequeños microcosmos que deambulan entre la ficción y el documental, hablan de aspectos universales ya explorados en corrientes como el Neorrealismo italiano o el Cinema Novo brasileño.

De la conjunción de elementos del Neorrealismo italiano (su gusto por actores no profesionales, apropiación de espacios públicos como escenarios) y de la Nouvelle Vague (elipsis narrativas) nace el docudrama, una forma cinematográfica de la cual Loach es uno de sus principales exponentes. Este uso de técnicas documentales para contar historias de ficción han formado un poderoso cine que comprueba que las historias más entrañables provienen del día a día: “Yo no soy un quijote ni un político. Mi trabajo no es denunciar sino contar historias. Pero tengo una idea muy clara de las historias que merecen ser contadas. Siento cierta rabia por el estado de las cosas y empatía por la gente, y quiero contar historias que conecten con ellos.”

A continuación, algunos aspectos fundamentales sobre el trabajo cinematográfico de Ken Loach.

Televisión

Loach inició su carrera audiovisual en la pantalla chica al formar parte de un proyecto del departamento de drama de la BBC, este espacio era una suerte de taller que abrió sus puertas a nuevos escritores y directores; así, en 1964, Loach dirige “Catherine”, un capítulo de la serie Teletale. A éste le seguirán con mucho más éxito los episodios “Up the Junction” y “Cathy coming home” (1966), de la emblemática serie The Wednesday Play.

El impacto de ambos episodios fue notorio pues además de alcanzar niveles de audiencia nunca antes vistos en la televisión británica, añadieron temas como la vivienda pública a la agenda política de Inglaterra.

1-televisión

Temáticas y censura

“He pasado tanto tiempo defendiendo mis películas como el tiempo que he pasado haciéndolas”. Si bien el interés de Loach por la lucha de clases es uno de los sellos distintivos de su cine, materializarlos en la pantalla grande ha representado un desafío ante ciertos sectores de poder. Además de la falta de vivienda, Loach ha hecho un repaso a temas como el aborto, la delincuencia juvenil, las políticas sindicales, etcétera. En la década de los 80, con Margaret Thatcher como Primer Ministro, el cine de Loach vivió diversos episodios en donde la distribución de su obra quedó truncada. Los dos mejores ejemplos fue lo que experimentaron sus documentales Save the Children Fund Film (1971) y Questions of Leadership (1983), ambos, guardados y no proyectados debido a los intereses de producción.

2-Censura-fotograma-de-Save-the-children

El cine es comunidad

“Cuando dirijo una película, no trato de ser autor. Para mí es evidente que una película es una colaboración”. Su manera de explorar la condición humana ha permeado en su manera de hacer cine: desde los inicios de su carrera, Loach siempre ha subrayado la importancia de la experiencia comunitaria para hacer un cine que sea el resultado de una relación de respeto y confianza. En sus más de 40 filmes, Loach mantiene el ánimo colectivo con una plantilla de colaboradores habitual: desde sus guionistas: Paul Laverty, Nell Dunn, Jeremy Sandford y Jim Allen, sus fotógrafos Chris Menges y Barry Aykroyd; y sus más recientes productoras: Sally Hibbin y Rebecca O’Brien. En cuanto actores, Loach siempre ha preferido trabajar con actores semiprofesionales, personas que provengan del entorno al que él se refiere en la película.

3-Comunidad

Galardones

Con más de 40 trabajos de dirección, Loach es uno de las figuras más relevantes para la cinematografía mundial. En la edición 2016 del Festival de Cannes, el director británico ganó la Palma de Oro por I, Daniel Blake, la segunda de su carrera, pues en 2006 recibió el mismo galardón por The wind that shakes the barley.

Además, ha sido reconocido con premios como el Oso de Oro honorífico de la Berlinale, el César de la Academia de Cine Francés, el Leopardo de honor del Festival de Cine de Locarno y el BAFTA honorífico por su trayectoria profesional.

Kes (1969), su segundo largometraje, es considerado, según el BFI, una de las diez mejores películas británicas de todos los tiempos.

4-galardones

Cortometrajes

Loach es entusiasta de los cortometrajes, las historias breves: “Son aparentemente simples desde afuera, pero todas implican el complejo arte de sintetizar”. En 2002 participó en 11’09’’01-September 11, un proyecto que reunió a 11 directores que dirigieron cortometrajes de 11 minutos de duración. Además de Loach, entre los participantes figuraron realizadores como Alejandro G. Iñárritu, Sean Penn, Amos Gitaï, entre otros.

Archivo en la BFI

“Apropiarse del pasado es indispensable para comprender el presente”. En 2014, el British Film Institute (BFI) abrió un archivo dedicado al trabajo cinematográfico y televisivo de Loach que reúne, entre otras cosas, guiones, papeles de producción, de casting, locaciones, etcétera, documentos plagados de anotaciones del director británico y sus colaboradores que dan pista de la atmósfera de trabajo durante sus filmaciones. Dentro de este archivo, también es posible ver documentos que hablan sobre los episodios de censura que sufrieron algunas de sus películas.

bfi