06 · 15 · 15

Trenes en el cine: Cinco películas representativas

Por: Ma. Cristina Alemán, editora en jefe (@mcristina)

El tren ha sido un elemento emblemático en el cine desde que el séptimo arte estaba en pañales, cuando en 1896 los hermanos Lumière hicieron posible que un tren llegara a un auditorio y el público corrió despavorido para salvarse de ser arrollado. El tren, como el cine, es un símbolo de la modernidad y aunque hoy en día en México ya no sea el medio de transporte que más utilizamos, no ha perdido fuerza en nuestro imaginario colectivo.

A continuación, cinco paradas en películas de distintas épocas y lugares del mundo en las que un tren ha sido protagonista:

1. L’Arrivée d’un train en gare de La Ciotat / La llegada del tren a la estación La Ciotat (1895), de Auguste y Louis Lumière – Francia: Esta es una de las primeras películas en la historia del cine (ojo, no es la primera) y merece ser mencionada más de una vez. Como la mayoría de las producciones de los Lumière, consiste en una sola toma fija que hace gala de las capacidades del medio… ¡imagen en movimiento! Y en el caso de la llegada del tren, una profundidad de campo impresionante. Afortunadamente este cortometraje documental está disponible en YouTube y lo puedes ver completo aquí:

2. The Great Train Robbery / El gran asalto al tren (1903), de Edwin S. Porter – Estados Unidos: Es considerada la primera película de acción y el primer western en forma. En The Great Train Robbery aparecieron por primera vez elementos del lenguaje cinematográfico a los que ahora estamos muy acostumbrados, como la contraposición de escenas, en la que se corta de una escena a otra, pero se entiende que suceden simultáneamente. Además, se pueden ya identificar los temas recurrentes del cine de Hollywood: los malhechores, el héroe que los detiene y la obligada historia de amor. Puedes ver The Great Train Robbery completa (10 minutos de duración) en el sitio de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos: en este enlace.

{{The Great Train Robbery / El gran asalto al tren}} (1903), de Edwin S. Porter.

The Great Train Robbery / El gran asalto al tren (1903), de Edwin S. Porter.

3. El cine-tren de Aleksandr Medvedkin (inició en 1932) – Unión Soviética: Fue necesario hacer un poco de trampa en el segundo punto de este listado, porque no se trata de una película sino de muchas. Medvedkin fue un cineasta soviético convencido que el cine debería hacerse por y para el pueblo. Para lograr este objetivo en un territorio de la magnitud de Rusia, adecuó un tren para que tuviera un laboratorio de revelado y edición, y una sala de cine, y recorrió el país con su equipo de camarógrafos filmando a los trabajadores de la recién formada Unión Soviética. Por la tardes revelaba el material y en la noche se lo mostraba a los protagonistas. Chris Marker filmó un documental sobre Medvedkin llamado The Last Bolshevik (1994), aquí puedes ver un fragmento:

4. Dil Se (1998), de Mani Ratnam – India: Considerando que India es del tamaño de un continente, no es sorprendente que el tren -el medio de transporte y de comunicación más efectivo entre su población- ocupe un lugar central en su cine. Los trenes son protagonistas incluso en las producciones de Bollywood realizadas fuera de la India, como en el caso de Kites (2010), de Anurag Basu, que está situada en México (y es protagonizada por Bárbara Mori). Elegí Dil Se como representativa de la películas de Mumbai porque uno de sus números musicales más espectaculares sucede arriba de un tren, pero sin duda no es el único ejemplo (puedes leer más sobre el cine de la India en este enlace). Disfruta la escena de Dil Se a continuación, pero advierto que si aún no eres admirador de Bollywood, puede ser que este baile te convierta:

5. La jaula de oro (2013), de Diego Quemada-Diez – España y México: Esta película fue premiada en todo el mundo, incluyendo el FICM, donde recibió el Mejor Primer o Segundo Largometraje Mexicano, Premio del Público y Premio Guerrero de la Prensa en 2013. Los protagonistas son tres adolescentes centroamericanos que intentar atravesar México y cruzar la frontera hacia Estados Unidos, y su única manera de lograrlo es a bordo del legendario tren apodado La Bestia. Todo sucede en los alrededores de las vías del tren y éste es representado como una línea de vida pero también como una amenaza para los personajes. La Bestia aún hace sus recorridos por nuestro país cargado de inmigrantes tan vulnerables como los niños en La jaula de oro.

{{La jaula de oro}} (2013), de Diego Quemada-Diez.

La jaula de oro (2013), de Diego Quemada-Diez.

Estos son sólo cinco películas en las que el ferrocarril juega un papel principal, pero el listado podría ser mucho más largo y diverso. Faltaría incluir ejemplos del cine independiente estadounidense como Mystery Train (1989) de Jim Jarmusch y The Darjeeling Limited (2007) de Wes Anderson; la película de ciencia ficción coreana Snowpiercer (2013), de Bong Joon-ho; e incluso una representante del cine más palomero, como Back to the Future Part III (1990), de Robert Zemeckis. ¿Conoces algún otro ejemplo?