10 · 20 · 19

Sanctorum, de Joshua Gil, nos lleva de la magia mixe al infierno del narcotráfico

Por: Gustavo R. Gallardo

La cinta Sanctorum (2019) fue presentada en el 17º Festival Internacional de Cine de Morelia como parte de la Sección de Largometrajes Mexicanos, con la presencia de las actrices Nereida Vásquez y Virgen Vásquez, y el actor Erwin Pérez, así como del director Joshua Gil, y los productores Marion d’Ornano y Carlos Sosa.

La película, que fue filmada en las montañas de Oaxaca y está hablada en mixe y español, cerró este año la Semana de la Crítica en Venecia. Esta narra cómo en un pueblo azotado por la violencia del narcotráfico, un niño ha perdido a su madre. Su abuela le dijo que ella podría volver de la muerte si pide un milagro.

Erwin Pérez, Nereida Vásquez, Virgen Vásquez

Erwin Pérez, Nereida Vásquez, Virgen Vásquez

“La gran hipótesis del proyecto tiene que ver con tratar de hablar con el capo mexicano, con la criminalización. La población (rural) tiene que encontrar cómo sobrevivir con otro producto que no sea maíz o café porque ya no pagan como debe ser. Posiblemente el fin del mundo sea mejor de lo que estamos viviendo”, dijo Joshua Gil.

Debido al tema que abordan, el cineasta explicó que tuvieron que buscar un lugar seguro para filmar y, aunque no hubo persecución (del crimen organizado), sí hubo que negociar algunas cosas: “Aunque la gente con la que filmamos tiene este oficio, fueron amables, son mexicanos. No tratamos más que con familias organizadas, le daba un espíritu original a la película, gente que sobrevive (no se enriquece) de la siembra de mariguana y amapola”.

Por su parte, la actriz Nereida Vásquez, quien filmó junto a su madre Virgen Vásquez y su sobrino Erwin Pérez, dijo que filmar “fue una experiencia para demostrar que también hay otro arte de expresar lo que sentimos. Fue muy bonito y fantástico a la vez”.

Carlos Sosa

Carlos Sosa

Luego de la función de prensa, la cinta fue presentada en la sala 4 de Cinépolis Morelia Centro, con la presencia del vicepresidente del FICM, Cuauhtémoc Cárdenas Batel y el realizador Joshua Gil, quien al final respondió varias preguntas del público junto a todo el equipo de Sanctorum.

El actor Damián Martínez dijo que cuando Joshua Gil les explicaba el guion, “vimos que la película estaba muy vinculada con nuestra vida cotidiana en el pueblo, entonces eso facilitó mucho las indicaciones del director y nuestra actuación”.

Por su parte, Gil dijo que hace años leyó en periódicos sobre familias que trabajaban en campos de cultivo, principalmente mujeres y niños, y “son ellos ahora los que tratan de sobrevivir en el campo mexicano. De eso nace un poco la propuesta de esta película”.