03 · 5 · 21

Pier Paolo Pasolini, la mirada crítica del cine italiano

Por: Gabriela Martínez @Gabmartivel

“Las cosas que parecen más justas y simples son, en definitiva, las que se revelan más oscuras y difíciles”, Pier Paolo Pasolini.

Pier Paolo Pasolini es conocido entre los cinéfilos como uno de los más grandes representantes del cine italiano, sin embargo, antes de convertirse en director, Pasolini dedicó varios años de su vida a las letras. Siempre rodeado de polémica, haremos un breve recorrido por su vida profesional hasta su fatídica muerte en 1975.

Pier Paolo Pasolini, la mirada crítica del cine italiano

Pier Paolo Pasolini

Nacido en Boloña, Italia, en 1922, Pier Paolo Pasolini realizó sus primeros estudios en Parma, Belluno, Sacile, Cremona y Reggio Emilia, lugares a los que su familia tuvo que desplazarse, siguiendo a su padre, el cual era oficial del ejército.

En 1943, mientras estudiaba la universidad, vivió en Casarsa, pueblo natal de su madre y lugar que se convirtió en su refugio de la Segunda Guerra Mundial. Fue precisamente en este pueblo italiano donde Pasolini escribió su primer libro de poemas: Poesie a Casarsa.

Posteriormente se convirtió en cofundador y principal promotor de la “Academiuta de lenga furlana” (Academia de lengua friulana) y participó activamente en la lucha de la Resistencia, escribiendo manifiestos y proclamas.

Durante un tiempo Pasolini se dedicó a la docencia, sin embargo fue expulsado de la universidad donde trabajaba debido a sus preferencias sexuales. De igual manera fue expulsado y acosado por el Partido Comunista Italiano y la democracia cristiana, por lo que decidió irse de Casarsa en 1949.

En 1950 se mudó a Roma junto con su madre y luego publicó su primer artículo en La Libertà d’Italia: una recensión de Fábulas de la dictadura, de Leonardo Sciascia. También escribió artículos para Il popolo di Roma, Il giornale de Napóles, Il lavoro de Génova. Publicó sus primeros cuentos en Il Mondo y colaboró con La fiera letteraria.

Durante los años siguientes continuó su carrera como escritor, ensayista y poeta hasta que en 1961 debutó como director de cine. Muchos afirman que con él llegó una nueva etapa en el cine neorrealista italiano, pues sus obras se enfocaban en paisajes de la vida cotidiana, en los migrantes, la delincuencia y la pobreza consecuencia de la posguerra.

En 1961 debutó con Accattone, cinta que sigue la vida de un proxeneta de los suburbios. En ella participó el actor Franco Citti, quien más adelante se convertiría en un rostro recurrente en su filmografía.

Su segundo largometraje, Mamma Roma (1962), se convirtió en una de las más grandes obras del cine italiano de los sesenta y contó con una de las actuaciones más reconocidas de la Anna Magnani.

Pasolini continuó con su carrera cinematográfica hasta la década de los setentas cuando presentó su Trilogía de la vidaEl Decamerón (1971), Los cuentos de Canterbury (1972) y Las mil y una noches (1974)—, las cuales participaron en los Festivales de Cannes, Berlín y Venecia.

El Decamerón (1971, dir. Pier Paolo Pasolini)

El Decamerón (1971, dir. Pier Paolo Pasolini)

En 1975 presentó Salò o los 120 días de Sodoma, cinta que sorprendió a la sociedad italiana a tal grado que llegó a recibir amenazas de muerte y presiones políticas. La película es una adaptación de la obra escrita por el Marqués de Sade con escenas explícitas de sadismo, pornografía y degradación humana.

Ese mismo año, la noche del 2 de noviembre, Pier Paolo Pasolini fue asesinado a los 53 años de edad. Un auto de seguridad de los carabinieri, cuerpo de Gendarmería italiano, detuvo a un Alfa Romeo que iba a alta velocidad. El conductor era, Giuseppe (Pino) Pelosi, un estafador de 17 años, que trató de huir cuando fue arrestado por robo del auto, el cual era de Pasolini.

Dos horas después de este incidente, el cuerpo del director fue descubierto. Pasolini había sido atropellado varias veces por su coche, tenía múltiples fracturas y su cuerpo estaba parcialmente quemado. La autopsia reveló que había sido quemado con gasolina después de su muerte, parecía haber sido asesinado por la mafia.

Pasolini siempre fue un personaje polémico por lo que muchas personas creían que el gobierno lo había matado por las críticas que hacía a través de sus películas, libros y discursos políticos. El día de su asesinato había recibido llamadas anónimas donde presuntamente lo chantajearon para devolverle rollos con escenas inéditas de Salò.

Salò o los 120 días de Sodoma (1975, dir. Pier Paolo Pasolini)

Salò o los 120 días de Sodoma (1975, dir. Pier Paolo Pasolini)

De acuerdo con Pelosi, Pasolini lo había invitado a comer, luego fueron a Ostia, donde Pasolini le hizo insinuaciones sexuales pero Pelosi se negó y Pasolini lo golpeó. En defensa propia, Pelosi agredió a Pasolini hasta matarlo. Escapó en el coche, corrió y llegó hasta un bache en el camino. Pelosi fue condenado en 1976.

Años después, el 7 de mayo de 2005, Pelosi se retractó de su confesión, diciendo que había sido obtenida bajo amenazas. Mencionó que tres jóvenes habían cometido el asesinato y llamaron a Pasolini comunista. Pino Pelosi murió el 20 de julio de 2017 en circunstancias sospechosas.

En 2005 fueron descubiertas nuevas evidencias de que Pasolini había sido asesinado por un extorsionador. El testimonio de un amigo de Pasolini, Sergio Citti, reveló que algunos rollos de la película Saló habían sido robados y que Pasolini había ido a ver a los ladrones después de visitar Estocolmo el 2 de noviembre de 1975.