09 · 21 · 18

Perfiles FICM: Michel Lipkes, director de Extraño pero verdadero

Por: Azul Ramírez @azulartx

Egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), Michel Lipkes ha formado parte de diversos festivales alrededor del mundo gracias a su destacada filmografía. Su pasión por el cine lo ha llevado a ser programador para la Cineteca Nacional y distintos festivales de cine.

Su más reciente largometraje, Extraño pero verdadero (2017),  formó parte de Impulso Morelia 3 donde recibió una Mención Especial del jurado para su película que en ese momento estaba en postproducción. De esta forma pudo participar en el programa Bright Future del Festival Internacional de Cine de Rotterdam (IFFR). Luego de formar parte del 38º Foro Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, el filme llegó a salas comerciales este fin de semana.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) platicó con el realizador acerca de su experiencia con el cine y el proceso creativo de su más reciente largometraje.

Michel Lipkes

FICM: Cuéntanos ¿cómo se dio tu acercamiento con el cine?

Michel Lipkes: Desde muy pequeño empecé a ver películas, las típicas que ve un niño a los siete años, se fue formando en mí ese deseo de hacer cine. En mi adolescencia me regalaron una cámara y empecé a grabar todo lo que pasaba, hacía ficciones con mis amigos. Desde mi adolescencia soy amigo de Matías Meyer, él y yo hacíamos películas con otros colegas, todo se fue dando de manera muy natural hasta que entre al CCC y comencé a dedicarme ya de manera profesional al cine.

FICM: ¿Cómo te convertiste en programador?

ML: La programación se atravesó en mi camino, quizás fue el destino, estaba yo en el CCC y apareció la oportunidad de programar un pequeño número de películas en el Centro Histórico junto con Paula Astorga, de ahí surgió el FICO (Festival Internacional de Cine Contemporáneo de la Ciudad de México) y empezó mi carrera como programador, hoy soy el director artístico de FICUNAM.

Yo como programador, primero me adapto al contexto en el que estoy trabajando, intentando comprender sus necesidades, tengo una mentalidad como cinéfilo y como programador bastante abierta. Trato de contemplar todo tipo de cinematografías; de todo el mundo y de todo tipo, estilos, géneros y temáticas.

FICM: Extraño pero verdadero formó parte del Foro Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, caracterizado por adoptar producciones más radicales, ¿consideras que tu cine es menos convencional al que como público estamos acostumbrados a ver?

ML: Hay un intento de llevar la forma cinematográfica hasta los límites que me permite mi talento y mi inspiración, me interesan temas que supongo no son los más comerciales, sino que son temáticas que hablan de los síntomas más complejos y difíciles de enfrentar de nuestra sociedad. Entonces sí considero que es bastante radical, pero todo depende del punto de vista.

FICM: ¿Cómo surge Extraño pero verdadero?

ML: Vino básicamente de una necesidad muy elemental que era contar una historia de amor, que a raíz de algún crimen, se convierte en una historia de sobrevivencia. Esa premisa siempre me ha interesado mucho, el cómo un amor inocente se sobrepone a las adversidades. Tengo un interés muy particular por los espacios que nuestra sociedad esconde, y esto me llevó a fusionar ideas, la película partió de esta idea más el contexto.

FICM: ¿Qué tan importante es para ti que el público tenga acceso a todas estas historias que suelen ser omitidas en la pantalla grande?

ML: Es importantísimo que exista la mayor variedad de cine posible que nos lo permita nuestro contexto de producción, nuestro contexto creativo. A fin de cuentas las películas que hacemos quedan como testimonios de los tiempos que nos toca vivir.

FICM: Al ser una película con escasos diálogos, ¿cómo fue el proceso con los actores?

Es una película donde las actuaciones dependen muchísimo de la expresión corporal, de lo que transmiten los actores a través de su mirada y evidentemente de los diálogos. Hablan poco, pero cuando hablan la película adquiere una vida completamente distinta a estos silencios tensos que se dan a lo largo de la película. Me interesa particularmente narrar a través de la potencia visual del cine, creo que a veces los diálogos son un obstáculo, aunque sacrificando los diálogos también pierdes un poco explicaciones psicológicas.

FICM: ¿Cómo ha sido tu relación con el FICM? ¿Qué tan importante ha sido para ti?

ML: Ha sido trascendente, evidentemente estoy muy agradecido, desde mi ópera prima, Malaventura (2011), que tuvo su premiere mundial en la Competencia de Largometrajes Mexicanos, salí con un muy buen sabor de boca. Hubo buenas críticas, una mención del jurado y ha tenido una vida muy sana. Por otro lado, Extraño pero verdadero (2017), estuvo en Impulso Morelia donde también recibí comentarios muy enriquecedores, además de los premios para la postproducción, gracias a Impulso Morelia acabamos en el Festival de Cine de Rotterdam unos meses después.