03 · 14 · 13

Cinco escenas memorables de Steven Spielberg

Por: Ma. Cristina Alemán, editora web (@mcristina)

Con una filmografía que se extiende a lo largo de cuatro décadas y créditos en dirección y producción en algunas de las películas más taquilleras de todos los tiempos, hacer una selección del trabajo de Spielberg no es fácil. A continuación presento mi mejor esfuerzo, cualquier comentario o sugerencia es muy bienvenido en nuestra página de Facebook: aquí.

El ataque submarino del tiburón en Jaws (1975): La música de John Williams y la certeza de que el pequeño bañista está a punto de convertirse en el almuerzo es suficiente para dejarnos los pelos permanentemente de punta.

Las bicicletas voladoras en E.T. the Extra-Terrestrial (1982): ¿Quién no quisiera estar en el lugar de Elliott cuando emprende el vuelo para salvar a su adorable y arrugado alienígena? El tema musical de Williams, una vez más, ayuda a elevar el espíritu… y la bici.

La pequeña de rojo en Schindler’s List (1993): Pocos trayectos más desgarradores que el de una niña inocente tratando de huir de la muerte y el caos. La estocada final a nuestro corazoncito la da Williams con las voces de un coro infantil de fondo.

El sacrificio humano en Indiana Jones and the Temple of Doom (1984): El miedo a ser arrojada a un pozo de lava mientras mi corazón aún late en manos de algún sacerdote maligno fue suficiente para arruinar mi vocación de arqueóloga para siempre.

Los velociraptors entran a la cocina en Jurassic Park (1993): Resulta que el temido tiranosaurio rex no es nadie comparado con los más veloces y despiadados velociraptors que, para acabarla de amolar, saben abrir puertas.

¿Te gustaría agregar otra escena?