07 · 20 · 16

El héroe, de Carlos Carrera

Considerado un hito de la animación nacional, El héroe (1994) de Carlos Carrera fue el primer cortometraje mexicano reconocido con la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

El héroe echa un vistazo a la desolación que impera en las ciudades, cuando un hombre se percata que una jovencita se acerca peligrosamente a la orilla de las vías del metro. Reconocido con el Ariel a Mejor Cortometraje de Ficción y ganador del Premio Especial del Jurado del Festival de Cine de Sundance en 1995, el trabajo de Carrera, egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), representó un punto de partida para el reconocimiento del talento mexicano.

El historiador e investigador mexicano Eduardo de la Vega Alfaro señala que: “En el cine de Carrera […] se advierte la marcada influencia, tanto temática como estilística, del cómic y de diversos subgéneros de la animación. La calidad de sus filmes y los premios obtenidos en el contexto internacional lo han ubicado como una de las figuras más promisorias del cine nacional de los noventa.”

Antes del reconocimiento internacional con El héroe, Carrera había realizado largometrajes de ficción como La mujer de Benjamín (1991) y además, forjado un interés por el binomio animación- cortometraje con trabajos previos como El hijo pródigo (1984) y Malayerba nunca muerde (1988):

“Me gustan las películas de animación de los cincuenta, donde el humor y la forma de expresión de los personajes, a la hora de hacer locuras, se despegó del cine de ficción. En esa época se le dio rienda suelta a la animación y a la anarquía y por eso me gustan mucho esas películas. También creo que tengo influencias de la pintura expresionista.”

A continuación te presentamos El héroe, un trabajo único de animación mexicana.