10 · 23 · 16

Berlinale Spotlight: Victoria, de Sebastian Schipper

por Gabriel Andrade Espinosa (@gabolonio )

Como parte del Berlinale Spotlight en Morelia se presentó Victoria (2015) del realizador alemán e Invitado Especial del FICM, Sebastian Schipper.

A la presentación asistieron Sebastian Schipper, director del filme y Dieter Kosslick, Director de la Berlinale.

Sebastian Schipper, Dieter Kosslick.

Sebastian Schipper, Dieter Kosslick.

El cineasta Sebastian Schipper comenzó su carrera como actor en distintas películas como Winter Sleepers (1997) y Corre, Lola, corre (1998) de Thomas Wyker. En 1998 comenzó a combinar su trabajo actoral con el de guionista y director, logrando notables obras como Gigantics (1999), A friend of mine (2006) o Sometime in August (2009). Con su última película, Victoria, logró un gran impacto en la 65º Berlinale, donde consiguió un Oso de Plata, seis German Film Awards (entre ellos el de Mejor Película y Mejor Director) y tres nominaciones a los European Film Awards.

Victoria, es la un filme que sigue a una joven española que conoce en Berlín a Sonne, Boxer, Blinker y Fuß toda una noche. La película destaca técnicamente por estar filmada en una sola toma que incluye distintas locaciones.

Al finalizar la película hubo una sesión de preguntas y respuestas con el director.

Dieter Kosslick sobre la película:

“Cuando estábamos haciendo la selección para la Berlinale, yo ya conocía el trabajo de Sebastian y comencé a ver Victoria, pero no sabía qué esperar. Se desarrollaba en Berlín, que es un lugar muy frío y mostraba escenas cotidianas; parecía que no había especial, hasta que comienza a suceder algo extraordinario. Espero que ustedes experimenten algo como lo que sucedió en Berlín en el 2015.”

Dieter Kosslick.

Dieter Kosslick.

Sebastian Schipper sobre dónde se encontraba él durante el rodaje:

“La película se ensayó mucho y durante los ensayos aprendí que yo debía estar muy cerca. Al principio habíamos pensado que, como ya estaba ensayado, podíamos dejar que corriera el rodaje, pero notamos que era muy importante que yo me quedara cerca. A veces no era posible quedarme detrás de la cámara, por ejemplo en la escena del bebé me tuve que esconder en el baño. Pero cuando era posible permanecía detrás de la cámaras. Este corazón de la película es algo difícil de captar, pero me di cuenta que para que pudiera suceder teníamos que estar todos cerca.”

Sebastian Schipper sobre los primeros rodajes:

“Después del ensayo se hizo la primera toma. No salió nada mal, pero se sentía muy plana. Como en un partido que queda cero a cero, nadie se equivoca pero es aburridísimo. En la segunda ocasión les pedí que no se asustaran y que se dejaran ser, pero lo hicieron demasiado y todo terminó siendo un caos. Decidieron aportar toda la experiencia de andar en la vida nocturna y eso no ayudó para nada. Entonces yo ya estaba muy frustrado y enojado porque solamente teníamos dinero para una toma más. Entonces, entre el equipo comenzó a haber agresión y de repente descubrimos que la agresión no es mala y que muchas veces le tenemos miedo, pero sirve. Lo que no sirve es la destrucción. Y comenzamos a sentir como si de verdad estuviéramos robando un banco por todas estas emociones y adrenalina.”

Sebastian Schipper, Dieter Kosslick.

Sebastian Schipper, Dieter Kosslick.

Sebastian Schipper sobre el sonido en la película:

“Durante todos los ensayos también se practicó grabar el sonido con un cañón para el micrófono que siempre debía estar puesto para capturar a los actores. Teníamos tres personas que estaban a cargo del sonido y se iban alternando las locaciones. Esto me estaba pareciendo muy complicado y yo decidí que la película se hiciera sólo con el micrófono chiquito. Pero como durante la producción la jerarquía era muy plana y no habían muchos niveles, no me hicieron caso y hoy me siento muy agradecido porque creo que es el sonido lo que completa la película. Muchas veces uno puede tener una imagen perfecta y con esto bastaría para hacer poesía. Sin embargo si el sonido es malo, se va la poesía.”