07 · 19 · 16

Serguei Eisenstein en México

El primer encuentro de Serguei Eisenstein con México fue la puesta en escena en Rusia, en 1920, de El mexicano, basada en la novela homónima de Jack London, en la que participó como decorador. Fue un acercamiento superficial, sin embargo, despertó su interés por nuestro país. En esa época, Rusia y México eran países afines, pues habían pasado recientemente por una revolución, que prometía una restitución social y económica de los sectores marginados, como por ejemplo los campesinos. De tal forma, no era extraño que una obra de teatro que hacía referencia a la Revolución Mexicana fuera exhibida en un país tan lejano.

Serguei Eisenstein Mexico 2

Dadas las coincidencias entre ambos países, no sería sorprendente el interés de Eisenstein por México. Sin embargo, su verdadera atracción fue al mirar algunas fotografías en un diario alemán del Día de Muertos. Las imágenes de la celebración de la muerte, que él entendió muy bien son también una celebración de la vida, quedarían grabadas, como huellas indestructibles, en su memoria. Más tarde, escribiría: “ Y la gran sabiduría de México sobre la muerte. La unidad de muerte y vida. El fenecer de una y el nacimiento de la siguiente. El eterno círculo. Y la sabiduría aún mayor de México: el disfrute de ese círculo.”

E17

Tiempo después, Eisenstein conoció a Diego Rivera en Moscú, cuando el muralista mexicano visitó Rusia con motivo del décimo aniversario de la Revolución Soviética. Pronto, entablaron una buena amistad. Eisenstein, relata en sus memorias: “De una u otra manera, el mismo gordo Diego, las fotografías de sus frescos y sus coloridos retratos sobre México, encendieron aún más mis ganas de ir allá y mirarlo todo con mis propios ojos”.

Serguei Eisenstein Mexico 3

Eisenstein salió de la Unión Soviética rumbo a Europa, donde pasó una temporada, pero su mirada estaba puesta en Hollywood. Tras varios intentos fallidos para dirigir una película en la meca del cine, su amigo Chales Chaplin lo contactó con el escritor Upton Sinclair, miembro del Partido Socialista de Estados Unidos, quien estaba casado con Mary Craig, una adinerada mujer que ofreció a Eisenstein un presupuesto de veinticinco mil dólares para filmar una película en México.

Serguei Eisenstein Mexico 4

En diciembre de 1930, Eisenstein llegó a México junto con su asistente de dirección Grigori Alexándrov y su fotógrafo Éduard Tissé. Las primeras imágenes que filmaron fueron los festejos del 12 de diciembre de la Virgen de Guadalupe. En enero de 1931, un terremoto sacudió Oaxaca dejando destruida la región, Eisenstein no dudó en filmar los terribles acontecimientos y regresar a la Ciudad de México para hacer una función para recaudar fondos para las víctimas.

Sin una concepción clara de la película que debía de hacer, Eisenstein recorrió el país filmando todo lo que lo fascinaba, que era todo. Desde Tehuantepec hasta las ruinas mayas en Yucatán: “El mercado desbordante, lento, de Tehuantepec. Día tras día. Moneda tras moneda. […] Todo ello entre fiestas pintorescas. Con supervivencias de las costumbres más antiguas.”

Serguei Eisenstein Mexico 5

Así, surgieron varias ideas para la película: debía llamarse ¡Viva México!, título que tomó del libro de Charles Macomb Flandrau y tenía que estar conformada por varios episodios con un prólogo y un epílogo. Cada capítulo debía ser diferente, en temática, lugar, personas y también en ritmo y composición cinematográfica, que en conjunto pudieran lograr “una construcción rítmica y musical y un despliegue del espíritu y carácter de los mexicanos”.

Evidentemente, el tiempo y el presupuesto destinado para realizar la película fue superado, recabando 200,000 pies de película filmada. Además, rumores sobre despilfarre de dinero y comportamientos libertinos llegaron a los oídos de Sinclair, por lo que ordenó el cese de actividades de Eisenstein en México. El vasto material filmado fue despojado de sus manos, por lo que él no pudo hacer la edición de la película. Un verdadero infortunio, pues Eisenstein es uno de los grandes teóricos e innovadores del montaje cinematográfico.

Serguei Eisenstein Mexico 6

Del material filmado por Eisenstein en México se editaron cortometrajes y mediometrajes: Tempestad sobre México/ Thunder Over Mexico (1933) editada por el productor de Hollywood Sol Lesser; Time in the Sun (1956), editada por Marie Seaton, amiga y biógrafa de Eisenstein, y ¡Que viva México! (1977) editada por su asistente y también director Alexándrov.