10 · 23 · 18

Olivier Assayas presenta Cold Water y Personal Shopper en el 16º FICM

Por: Marco Mejía @MiqkelMejia

En el cuarto día de programación del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) se llevó a cabo una función especial de la cinta Cold Water (1994), la cual contó con la presencia del director y guionista francés Olivier Assayas, quien fue presentado por Daniela Michel, directora general y fundadora del festival.

Olivier Assayas

El realizador compartió al público que la cinta estuvo resguardada durante varios años por problemas legales de derechos musicales, antes de poder ver la luz en 1994 en Francia:

“Durante mucho tiempo el filme fue invisible por cuestiones jurídicas y luché mucho para que regresaran a Francia, porque se tuvieron que renegociar los derechos musicales. Después de recuperarlos, se realizó una restauración digital para ver la película como la verán ahora y por ello tengo mucho que agradecer a los editores”.

Entre otros motivos, Olivier Assayas considera a Cold Water como uno de sus filmes favoritos al ser un parteaguas en su carrera creativa y despuntar hacia otros horizontes:

“Esta película me aportó mucho porque de cierta manera es una autobiografía de mi adolescencia y de los años setenta que fueron una parte importante de mi vida. Se trató de mi quinta película y fue como la ruptura de lo que había hecho anteriormente, me fui a una forma sencilla, clara, ligera y radical. Filmamos en pocas semanas y con poco presupuesto. Me da gusto presentarles hoy esta película”.

Cold Water inicia en la década de 1970 con dos adolescentes, Gilles y Christine, quienes viven a las afueras de París. Los padres de ambos están divorciados, y la vida familiar de los jóvenes es poco menos que desesperanzadora. Luego de escapar de sus casas deciden dirigirse al sur, donde esperan poder unirse a una comuna de artistas. En el camino se encuentran con una fiesta: una fogata, drogas y rock and roll serán sólo el escenario que pondrá en tela de juicio los súbitamente distintos caminos de los dos personajes.

Por la tarde se proyectó una función especial de la cinta pero abierta para el público, en la que Olivier Assayas remarcó que “a cada quien le marca el periodo en el que uno vive” y por ello dicha historia se ha vuelto tan especial en su trayectoria.

Además de presentar Cold Water, el cineasta acudió a la función de otra de sus películas, Fantasmas del pasado, la cual compitió por la Palma de Oro en la edición 2016 del Festival de Cannes.

Durante la presentación, el realizador francés describió al público de Morelia como “bello y cálido” y les adelantó que verían una trama de género y de toques fantásticos que tiene que ver con la poesía de cine y una historia de intimidades que podría provocar miedo y horror”.