05 · 15 · 18

La dualidad de Saúl Armedáriz: entrevista a Cassandro el exótico

Cassandro el exótico, documental de la directora franco-americana Marie Losier, tuvo su estreno internacional en el marco de Acid, sección paralela del Festival Internacional de Cine de Cannes. La película retrata la vida de Saúl Armendáriz, luchador homosexual mexicano y campeón del mundo en 1992.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) tuvo la oportunidad de entrevistar a su protagonista, quien nos contó la cinta le ayudó a encontrar una forma de plasmar la dualidad que lo habita.

Cassandro el exótico

Cassandro el exótico en Cannes

FICM: Cuéntanos, ¿cómo fue ese primer contacto con Marie Losier?

Cassandro: Yo estaba en la producción de Lucha VaVOOM, un show de burlesque y lucha libre. Ella (Marie Losier) vino al show, traía una camarita de mil-novecientos-no-sé-qué-tantos de 16mm. De repente la pasaron al vestidor, donde yo estaba haciendo maquillaje. Ahí la conocí; se me hizo muy rara, muy seriecita. A la semana nos vimos en Xochimilco donde fuimos a grabar con Lucha VaVOOM. Tocó el turno de que me entrevistara y yo le dije “¡hagamos una película!”, y así fue.

Hicimos una gran amistad y creo que se nota en la película, porque se ve el amor. Ella me ayudó a que abriera un poquito más mi corazón; a contar lo que es, lo que ha pasado en mi vida y que le platicara sobre la lucha libre. Ella solita, cuatro años, estuvo corriendo con su cámara de aquí para allá. Hace dos semanas me dijo “a lo mejor vamos a Cannes”, y yo le dije “ay, no manches, ¿a poco sí?”. Me dijo que no le comentara a nadie hasta el martes que salió la programación.

FICM: ¿Es la primera vez que se muestra públicamente la película?

C: Aquí fue el estreno. Fue muy bonito, nos presentaron a mí y a Marie con la sala llena. Vimos la película y luego nos hicieron preguntas. Cuando terminó la película la gente nos empezó a aplaudir, ¡aplaudieron hasta que se acabaron todos los créditos!

Cuando yo me paré, vi que toda la gente estaba de pie. Ahora sí que como digo yo: “después de tanto sacrificio ha venido el beneficio”. Es impresionante cómo Dios ha obrado en mi vida y pasé de ser un niño abusado y lastimado, sin papás, drogadicto, gay… ¡a estar en Cannes! Es un proceso muy doloroso, pero todo ha valido la pena. Además, vengo representando a la mejor lucha libre del mundo, la bendita lucha libre mexicana. Yo siempre le he dado gracias a Dios porque ser gay es un regalo para mí, porque he vivido muchas guerras pero no me rindo.

Para mí la lucha es mucha arrogancia, mucho ego, mucha adrenalina, por eso necesito encontrar la dualidad y el balance de la vida entre Saúl y Cassandro. Me llena de orgullo representar a México; anoche me habla la esposa de El Hijo del Santo, que es muy amiga mía y me dice “qué bárbara, qué perra, felicidades”. Yo a ellos los quiero mucho, cuando nadie quería luchar con exóticos, El Hijo del Santo decía “yo sí lucho con este chaparrito, porque este chaparrito sí sabe luchar y no es ni vulgar ni corriente”. Como a los seis meses de llegar al Toreo de Cuatro Caminos, me dieron la oportunidad de luchar por el Campeonato con El Hijo del Santo en la Arena Pista Revolución.

Cassandro el exótico (2018, dir. Marie Losier)

Cassandro el exótico (2018, dir. Marie Losier)

FICM: ¿En qué año fue eso?

C: En el noventa; un jueves 28 de enero de 1990 en la Arena Pista Revolución. Ganó El Hijo del Santo, pero yo me coroné campeón el 29 de noviembre del 91 en Toluca. Ahí empecé a hacer historia y a ser reconocido. Si las pobres mujeres y los chaparros han sufrido, nosotros hemos sufrido también; la lucha libre es un deporte de machos. Le digo a Pimpinela (Escarlata), “Pimpi, tenemos que ser la diferencia. Tenemos que hacer algo para representar a los exóticos con un poquito más de dignidad y respeto”. Los exóticos son la burla, son los payasos del circo. Se agarran a besos y agarrándoles allá y acá. Hay que partírsela lo doble o triple para que la gente y los compañeros vean que somos buenos luchadores.

FICM: ¿Existe la posibilidad de contar tu historia en un proyecto de ficción?

C: Están en pláticas, sería un Feature Film. Salió por ahí que Gael García Bernal puede hacer el papel de Cassandro. Todavía estamos en pláticas, pero creemos que sí se va a hacer… ¡y con esto más! Aparte, también ya tengo el libro. Ya se lo envié a una editorial que no me dejó enviárselo a nadie más, creo que es una buena señal. Pero primero quieren hacer la película y ya después lanzar el libro. Vienen muchas cosas nuevas para mí. Yo ahorita no estoy luchando mucho; sigo entrenando a nuevos talentos, sigo sacándole brillo a los profesionales que les hace falta algo, sigo de “motivational speaker”, soy activista LGBTQ… ¡en fin!

Cassandro el exótico

Cassandro el exótico

FICM: Y qué te da más miedo, ¿el ring o la alfombra roja?

C: ¡Una alfombra roja! Yo estaba que me daba chorrillo, madre mía. Bueno, aparte de que no estaba en los planes. Me dijeron que tenía que desfilar en la alfombra roja y que tenía sólo tres horas para cambiarme. ¡Pos órale! Qué padre, es mi momento.

Todo, desde el reconocimiento que te da la gente hasta el protocolo de la limosina donde no puedes bajar las ventanas y ellos te abren la puerta… ¡Es todo un rollo pero padrísimo! Por ahí leí un comentario que decía “no muchos luchadores pueden mostrarse en una alfombra roja como Cassandro”. Yo estoy bien bendecido y muy agradecido con todo. Me abrí en la película no para que la gente vea sólo al luchador, sino para que se identifique conmigo. Yo no voy a ser parte del problema, voy a ser parte de la solución, ese es mi mensaje de amor.