06 · 2 · 14

Entrevista a Daniel Castro Zimbrón en el Festival de Cannes 2014

Por: Paula Amor, Coordinadora de Difusión (@Paulitamor)

Frente al Palais des Festivals del Festival de Cannes Paula Amor, coordinadora de difusión del FICM, entrevistó al cineasta mexicano Daniel Castro Zimbrón, quien participó en L’Atelier de Cannes 2014 con su proyecto Las tinieblas. L’Atelier selecciona alrededor de quince proyectos de largometraje cada año e invita a sus directores al Festival de Cannes para ponerlos en contacto con profesionales de la industria cinematográfica. El objetivo es que ellos tengan acceso a opciones de financiamiento internacional y aceleren así su proceso de producción. En la entrevista con el FICM, Castro Zimbrón compartió su experiencia en L’Atelier y algunos avances sobre Las tinieblas.

Daniel Castro Zimbrón frente al Palais des Festivals.

Las tinieblas ha participado en más de una iniciativa que apoya a películas en construcción, como Morelia LAB, Toulouse y ahora L’Atelier, ¿cómo ha sido la experiencia en cada una?
El proyecto ha crecido mucho. Empezamos en el Fantasía Film Festival cuando todavía no había nada, y cada experiencia ha sido muy gratificante. En el primer festival conocimos al director de la Cinéfondation, Georges Goldenstern, quien se interesó mucho en el proyecto; nos mantuvimos en contacto durante unos meses hasta que nos invitó oficialmente. Yo no sabía que existía L’Atelier en ese entonces y fue muy bonito recibir su correo con la noticia de que ya estábamos seleccionados aquí.

La experiencia en los festivales ha estado muy bien, este es nuestro octavo festival de mercado. La película ha recibido premios en algunos de los mercados y hemos entablado muy buenas relaciones con posibles co-productores y agentes de ventas. De pronto, siento que es una responsabilidad hacer una buena película, porque la gente ya sabe del proyecto. Tuvimos muchas citas aquí en L’Atelier y la gente está a la espera de qué es lo que va a suceder con él.

¿Qué es lo que consideras más valioso de participar en L’Atelier?
Lo más valioso para mí de participar aquí es haber conocido a los otros directores y productores porque son gente súper buena. Eso es lo que más me gusta de esto, las relaciones humanas; lo que realmente me gusta a mí es conocer gente de distintas partes del mundo, gente buena, y a los que trabajan aquí, al director, es mi mayor gusto.

¿Nos podrías compartir un avance de Las tinieblas?
Las tinieblas es parte de una trilogía, es mi segunda película, pero se trata de una trilogía más en el sentido emocional que en el sentido narrativo. Es una trilogía que habla de la luz en nosotros como seres humanos.

La primera de las películas se llama Tau, que significa sol en huichol; la segunda se llama Las tinieblas y la tercera se llama Sombra, son una mezcla entre obscuridad y luz. Hay mucho simbolismo en las tres películas y pistas que conectan una con la otra más allá de la historia. La primera es un drama, muy distinta a la segunda que es un thriller psicológico. Las tinieblas trata sobre una familia que vive en una cabaña donde el padre mantiene encerrados a sus hijos en el sótano y les hace creer que afuera, en algún lugar del bosque, hay una bestia salvaje. La historia arranca cuando un hijo descubre que su hermano está perdido y empieza a romper las reglas de la casa para encontrarlo, así confronta a su padre.

Lo que a mí me gusta mucho de esta historia es que es muy visual. Se sitúa en un mundo en el que no sabemos qué pasó, un mundo postapocalíptico, podríamos estar en cualquier lugar del mundo y en cualquier época. Pasó algo en la Tierra pero no sabemos qué pasó, no se hace ni de noche ni de día, siempre hay una luz crepuscular y todo está cubierto por una densa niebla, así es más o menos donde sucede mi historia.

Daniel Castro Zimbrón.

¿Cómo ha avanzado el proceso de Las tinieblas? ¿En qué etapa están? ¿Cuál es la posible fecha de estreno?
Estamos a punto de comenzar la filmación, tenemos planeado empezar en noviembre, ya tenemos gran parte de nuestro presupuesto cerrado y nuestro esquema financiero. Entonces, vamos a filmar este noviembre y queremos terminar la película a mediados de 2015.

Hablando de esta trilogía, que comienza con Tau, mencionas que es más emocional que narrativa, ¿es éste el hilo conductor de la trilogía o hay otros elementos que la conforman?
Hay distintos elementos, obviamente el emocional es el más importante, pero hay otras cosas. Por ejemplo, el mismo actor principal está en las tres películas, Brontis Jodorowsky, el personaje tiene el mismo nombre y más o menos tiene las mismas características, no es el mismo, pero tiene rasgos que son parecidos en las tres.

Las tres películas hablan de relaciones familiares llevadas al extremo, aunque no se trata de las mismas relaciones familiares, una es de una pareja y la otra de un padre y con su hijo. Más allá de la narrativa, de las películas o del género, la cuestión es encontrar pistas, símbolos y secuencias que ligan una con la otra.

Y en el caso de Sombra, ¿ya tienes desarrollado el guión?
No, la verdad no. La última maneja una idea muy ambigua, pero en las tres otra cosa importante es que el lugar donde se llevan a cabo juega un papel importantísimo y es como otro personaje. En la primera es el desierto, en la segunda es este bosque cubierto de neblina, y en la tercera es la nieve. Es jugar con un espacio como personaje.

Finalmente, ¿estás concentrado en Las tinieblas o estás desarrollando otros proyectos?
No, ya llevo un buen rato trabajando de lleno en esta película porque realmente la levantamos entre dos personas, mi productor Pablo Zimbrón y yo. Hicimos todo, todo lo que hemos cosechado es por nosotros dos. Se ha unido gente muy valiosa al proyecto, pero somos nosotros dos los que hemos estado todo el tiempo enfocados en eso.

Le deseamos éxito a Daniel Castro Zimbrón en la finalización de Las tinieblas y muchas felicidades por todo el apoyo que ha conseguido para su película, incluyendo el estímulo fiscal Eficine que recibió del IMCINE en días recientes.