07 · 17 · 18

Cinco consejos para financiar una película

Simón de Santiago, productor de Biutiful (2010, dir. Alejandro González Iñárritu) —película inaugural del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) en 2010— fue invitado a la más reciente edición del Bogotá Audiovisual Market (BAM), el mercado audiovisual más importante de Colombia, donde compartió con la Revista Arcadia algunas claves para financiar un largometraje.

Cinco consejos para financiar una película

De Santiago es uno de los fundadores de Mod Producciones, una de las productoras de cine más importantes en España, la cual se ha encargado de apoyar títulos como Biutiful (2010) de Alejandro González Iñárritu, Lucía y el sexo (2001) de Julio MedemAbre los ojos (1997) y Los otros (2001), ambas de Alejandro Amenábar, entre otros.

A continuación, cinco consejos de Simón de Santiago que serán útiles para el financiamiento de tu próxima película:

Conoce el entorno

“Es muy importante conocer cómo funciona la industria del país y saber cuáles son los canales de financiación, para así encontrar las fuentes a las que te puedes dirigir para conseguir el dinero que necesitas. Esta información se encuentra a través de páginas web, revistas especializadas e institutos de cine; es información fácil de conseguir pero se requiere de esfuerzo para recopilarla”.

Considera el valor de tu proyecto

“No te puedes mentir a ti mismo. Debes tener claro cuál es el valor que tiene tu proyecto y las posibilidades de este para atraer no solamente al público, sino también a los festivales y al mercado en general”.

Sólo tienes una oportunidad

“Debes trabajar en el proyecto con toda la seriedad posible, de manera que cuando llegues al financiador tengas el mejor guion y el mejor talento posible respaldándolo. Muchas veces sólo tienes una oportunidad para mostrar tu proyecto, así que no la desaproveches”.

El networking es la clave

“Nos movemos en una industria donde es esencial saber quién es quién, hay que moverse entre festivales y eventos. Espacios como el BAM resultan muy útiles para acercarse de manera más casual a personas que posiblemente en un futuro se puedan convertir en las que tú necesitas para financiar tu proyecto”.

Ama lo que haces

“Por último, debes tener mucha pasión por lo que haces y por tu proyecto. Si tú no crees cien por ciento en este, pues nadie más lo va a hacer. Muchas veces he visto proyectos donde las personas no creen en lo que están haciendo y no son capaces de responder la pregunta más básica que un financiador siempre va a hacer: ¿Por qué quieres hacer esta película y no otra?. Tanto tú como el director que hayas elegido tienen que ser capaces de responder”.