03 · 21 · 16

Películas que reflexionan sobre la fe y la religión

por Frida Bárbara Monjarás (@frida_barbara)

Durante siglos el origen y el fundamento de la humanidad se explicaba únicamente en términos religiosos. Por cientos de años, la religión católica dominó e impuso su doctrina en Occidente. Actualmente, aunque el catolicismo sigue teniendo gran fuerza no es la única explicación del mundo y del hombre. Ahora las teorías científicas son aquellas que definen el origen de la humanidad y del universo. Sin embargo, algunas preguntas siguen presentes: ¿quiénes somos? ¿de dónde venimos? ¿hacia dónde vamos? Y si tuviéramos que creer en algo, tener fe, en qué creeríamos: ¿en Dios? ¿en la ciencia? ¿en la tecnología?

A continuación, cinco películas que reflexionan sobre la religión y la fe católica.

El Evangelio según San Mateo (1964), de Pier Paolo Pasolini 
La vida de Cristo, a partir del evangelio escrito por Mateo, fue para el controvertido y radical cineasta, poeta y novelista Pier Paolo Pasolini un material digno de ser filmado. Realizada sin un guión, basándose sólo en las partes subrayadas del texto bíblico y con actores no profesionales (Cristo fue interpretado por un joven catalán al que hubo que doblarle la voz al italiano), Pasolini logró una película única. Curiosamente, fue muy bien aceptada por la Iglesia Católica. Una película que retrata magistralmente a Jesucristo encarnado, que sufrió y dudó como cualquier otro hombre.

El-Evangelio-según-San-Mateo-(1964),-de-Pier-Paolo-Pasolini-

El Evangelio según San Mateo, de Pier Paolo Pasolini

La Vía Láctea (1969), de Luis Buñuel 
Dos peregrinos franceses que recorren el Camino de Santiago son el pretexto para hacer una incisiva crítica al catolicismo. Este trayecto a la ciudad española de Santiago de Compostela se convierte en un viaje a los fundamentos de la fe católica. Contrario a lo que se podría pensar, también fue muy bien recibida en El Vaticano. Película exquisita de un genial humor negro. Sobresale la actuación de Michel Piccoli como el marqués de Sade.

La-Vía-Láctea-(1969),-de-Luis-Buñuel-

La Vía Láctea, de Luis Buñuel

Hadewijch (2009), de Bruno Dumont
Hadewijch es una novicia cuya fe desbordada sorprende a todo el mundo. La madre superiora considera un peligro sus ideas obsesivas, por lo que es expulsada del convento. Su inquebrantable amor a Dios la lleva a sostener una amistad con un joven fundamentalista musulmán. Los efectos que crea la religión, a veces, desembocan en una fe ciega. Así lo muestra Dumont al hacer que dos jóvenes radicales de diferentes religiones se encuentren e inevitablemente cometan actos violentos, contra los otros pero también contra ellos mismos. No es una religión en especial la que lleva a los excesos, sino la fe sin medida.

Hadewijch,-Bruno-Dumont

Hadewijch, de Bruno Dumont

Jesús de Montreal (1989), de Denys Arcand
Un sacerdote quiere modernizar la puesta en escena de la pasión de Cristo, para lo cual contrata a un grupo sui géneris de actores. La representación es exitosa pero no es bien recibida por la Iglesia. La película plantea un recorrido del significado de Cristo a través de la historia y propone, sutilmente, a un Cristo contemporáneo que lucha contra los males actuales: la publicidad y la deficiente justicia.

Jesús-de-Montreal,-Denys-Arcand

Jesús de Montreal, de Denys Arcand

Sacrificio (1986), de Andrei Tarkovsky
Alexander, un actor y crítico de arte, celebra su cumpleaños. Vive con su pequeño hijo y su esposa en una isla. Desconcertado y decepcionado por el destino de la humanidad, diserta sobre el aparente progreso que ofrece la ciencia y la falta de sentido. Ante el anuncio del inicio de la guerra, en un acto de fe, ofrece a Dios lo que más quiere a cambio de que la guerra termine y todo vuelva a la normalidad. En este filme, Tarkovsky advierte que la falta de espiritualidad tiene como consecuencia la destrucción del mundo.

Sacrificio,-Andrei-Tarkovsky

Sacrificio, de Andrei Tarkovsky